El ejército prepara rastreadores para ejercer de ‘gorrillas sanitarios’

El Ministerio de Defensa prepara rastreadores para ponerlos a disposición de la burocracia sanitaria de las comunidades autónomas. Los gorrillas sanitarios estarán bajo la dirección del Secretario General de Política de Defensa y el Instituto de Medicina Preventiva de la Defensa.

La pandemia ha traído la ley marcial, que permite al ejército intervenir contra la población dentro de las propias fronteras del país. En el Ministerio de Defensa aseguran que su misión es estar con los ciudadanos.

El pretexto es el de siempre, pero apenas cabe imaginar otra función más ajena a sus funciones bélicas que las sanitarias: controlar a las personas por medio de sus enfermedades, reales o supuestas.

El ejército fascista ya no mata sino todo lo contrario: salva la vida y la salud de la población. Por ello ha iniciado cursos de capacitación de la tropa como rastreadores, que pone a disposición de quienes lo requieran.

La Subsecretaria de Defensa ha publicado una Instrucción en el Boletín Oficial de Defensa por la que se establece un “Sistema de Respuesta Temprana” ante el coronavirus.

Si las comunidades autónomas no tienen suficientes gorrillas para controlar a la población, podrá recurrir al ejército.

Los soldados designados dispondrán de formación adecuada para ejercer su función de vigilancia. La planificación y coordinación de los cursos de rastreadores será responsabilidad de la Dirección General de Reclutamiento y Enseñanza Militar.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha asegurado que se están formando rastreadores dentro del ejército para que en caso de ser necesarios, si las Comunidades Autónomas lo consideran oportuno, puedan apoyarlas en la estrategia de detección precoz, vigilancia y control de la población.

https://www.lavanguardia.com/vida/20200725/482512853617/defensa-rastreadores-ejercito-comunidades-autonomas.html

Más información:
– Una nueva profesión represiva creada por la pandemia: los ‘gorrillas’ sanitarios
– 60.000 matones sanitarios para vigilar a los apestados en Italia
– La última imbecilidad de la pandemia: una pulsera que vibra al vulnerar el distanciamiento social
– La policía privada ha empezado con la sanidad: Cataluña subcontrata con empresas la persecución de los apestados

– La Generalitat busca 2.000 gorrillas sanitarios que estrechen la vigilancia sobre la población

– Fascismo terapéutico: cuando la policía encarcela a los apestados por orden de los médicos
– Un juez ordena la busca y captura de un apestado para imponerle el confinamiento forzoso

– Antes la policía nos fichaba por nuestros crímenes, ahora los médicos nos fichan por nuestras enfermedades

– Ya tiene a su disposición su tarjeta de apestado y puede pasar a recogerla en cualquier momento

– Nueva subnormalidad: otro apestado al que los médicos ponen en busca y captura

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: