La Policía Municipal se llevó atado a la camilla al hospital a una persona que no quiso hacerse un test de coronavirus

El terrorismo fascista funciona hoy de la siguiente manera: la Policía Municipal de Valladolid se llevó atado a la camilla al hospital a una persona que se negó a hacerse un test de coronavirus.

De este de terror fascista son cómplices los que aplauden y jalean ese tipo de agresiones contra quienes no hacen otra cosa que ejercer sus derechos y, muy especialmente, la cohorte de seudoprogres, la izquierda domesticada, los antisistema, los partidos “revolucionarios” y sindicatos que mediante un lenguaje engañoso llevan agua al redil fascista.

El 4 de abril la Policía Municipal de Valladolid detuvo a un vecino a la fuerza para trasladarlo hasta un centro sanitario, ya que se negó a realizar una prueba de coronavirus de manera voluntaria.

El joven de 30 años trató de zafarse del atropello policial, aunque lograron reducirle a la fuerza en medio de los aplausos de algunos vecinos desde sus respectivos domicilios.

Bajo la “nueva normalidad” que han fabricado, unos llevan la jeringuilla y otros la pistola. El personal sanitario es un auxiliar de la represión policial y en Valladolid la tropa mixta llegó al domicilio privado de la víctima en una ambulancia en la que también viajaba un policía municipal, provistos de la parafernalia de rigor, esa especie de equipo de buceo característico de la guerra termonuclear.

Llegaban muy bien preparados. ¿Por qué le detuvieron, ¿qué delito había cometido? Ninguno: era un sospechoso de tener un virus, según informaron a Europa Press fuentes policiales.

Le sacaron a la fuerza de su vivienda y en el traslado a la ambulancia, ya en plena calle, la víctima trató de zafarse de sus secuestradores, si bien finalmente lograron reducirle, en medio de los aplausos de algunos vecinos desde los balcones.

Luego le ataron a la camilla y le llevaron al Hospital Clínico Universitario para someterle a la prueba para comprobar si era un apestado o no.

El terrorismo policial se asimila mejor cuando en lugar de meterte en un furgón con rejas, te meten en una ambulancia con camilla.

Es por nuestro bien. El fascismo se preocupa de la salud de la población.

https://www.tribunavalladolid.com/noticias/la-policia-municipal-se-lleva-atado-a-la-camilla-al-clinico-a-un-hombre-que-no-queria-hacerse-el-test-del-coronavirus/1586278387

Más información:

– La policía privada ha empezado con la sanidad: Cataluña subcontrata con empresas la persecución de los apestados
– Fascismo terapéutico: cuando la policía encarcela a los apestados por orden de los médicos
– Un juez ordena la busca y captura de un apestado para imponerle el confinamiento forzoso

– Antes la policía nos fichaba por nuestros crímenes, ahora los médicos nos fichan por nuestras enfermedades

– Ya tiene a su disposición su tarjeta de apestado y puede pasar a recogerla en cualquier momento

– Nueva subnormalidad: otro apestado al que los médicos ponen en busca y captura

comentarios

  1. "Terrorismo fascista" "secuestradores", ¡qué es esto! No hay por donde coger este artículo. Todo se hubiera arreglado si esa persona hubiera hecho lo que haría todo persona con dos dedos de frente, es decir, asegurarse que no tiene el virus. Es simple, todo lo demás es paranoia fruto de la mente de un desquiciado.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: