Los trabajadores de los hospitales de Estados Unidos no quieren vacunarse

Los trabajadores sanitarios de Estados Unidos no muestran ningún entusiasmo por vacunarse. La directora del Hospital de la Universidad Howard, en Washington, Anita Jenkins, ha tenido que empezar por vacunarse ella misma para animar a los trabajadores del centro a que hagan lo propio.

“Hay un alto nivel de desconfianza y lo entiendo”, dijo Jenkins. El 15 de diciembre el hospital, que atiende principalmente a los negros, recibió 725 dosis de la vacuna Pfizer y tres días después sólo 600 de los 1.900 trabajadores de la plantilla se habían registrado para vacunarse.

“La gente tiene mucho miedo a la vacuna”, confiesa la directora. A principios de noviembre una encuesta interna del hospital sobre 350 trabajadores mostró que el 70 por ciento no estaba preparado para la vacuna o no la tomaría inmediatamente después de que estuviera disponible.

La directora se vacunó el 15 de diciembre para animarles. Forma parte de un amplio esfuerzo para combatir la reticencia de los estadounidenses negros a ser vacunados. Alrededor del 35 por ciento de ellos dijeron que probablemente no se vacunarían si no era segura y estaba ampliamente disponible de forma gratuita.

El Hospital de la Universidad Howard no es el único cuyos trabajadores rechazan la vacuna. En el Doctors Hospital at Renaissance, en Edinburg, Texas, hubo tal cantidad de trabajadores que rechazaron la vacuna que sobraron dosis y se las ofrecieron a otros sanitarios de la zona.

El hospital recibió 5.850 dosis de la vacuna, pero pronto se dieron cuenta de que la mayoría sobraba, dijo el doctor Robert Martínez, director ejecutivo de DHR Health. “Se empiezan a ver números similares en todo el país, por toda esta desconfianza y desinformación”, dijo Martínez.

Después del primer día de distribución, el DHR se puso en contacto con otros hospitales y centros de salud de la región para regalar dosis de la vacuna, pero no tuvo mucho más éxito y la vacuna se regaló a quien la quisiera recibir, incluido un senador que fue invitado a vacunarse por el DHR con una de las dosis sobrantes.

https://www.beckershospitalreview.com/workforce/staff-at-hospitals-in-dc-texas-turn-down-covid-19-vaccine.html

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: