Las restricciones sanitarias son para los ‘pringaos’: quienes las imponen no se someten a ellas

En pleno confinamiento decenas de funcionarios del equipo asesor de la pandemia del gobierno británico participaron en al menos dos fiestas organizadas en las instalaciones del ejecutivo. Una de ellas fue con motivo de la despedida de la directora general del gabinete Kate Josephs.

La mujer dirigía la unidad gubernamental responsable de imponer las restricciones sanitarias y el 17 de diciembre de 2020, durante la fiestas de Navidad, participó en la fiesta de su despedida.

Una fuente que trabajó estrechamente con Josephs dijo ayer que fue ella “literalmente” quien redactó las instrucciones que regulaban las restricciones sanitarias.

Como directora general, Josephs supervisó las tareas del grupo de trabajo de la pandemia e informaba directamente al Secretario del Gabinete, durante la mayor parte de su mandato.

En el momento de la fiesta, Londres acababa de entrar en el nivel tres de restricciones, con la prohibición de celebrar fiestas y de mezclarse en el interior con personas ajenas a su hogar o a su burbuja de apoyo.

Los asistentes a la fiesta del 17 de diciembre se reunieron en la oficina del grupo de trabajo en el número 70 de Whitehall, donde estuvieron consumiendo alcohol.

Una vez en el ojo del huracán, Josephs se da golpes de pecho ante los periodistas: “Lamento mucho haber hecho eso y el enfado que la gente sentirá a causa de ello”.

Josephs abandonó su cargo en el gobierno de Londres para hacerse cargo del Ayuntamiento de Sheffield.

Las fiestas las está investigando Sue Gray en un contexto de acusaciones múltiples de reuniones multitudinarias en contra de las normas sanitarias de confinamiento.

La fiesta se celebró la noche anterior a los funerales oficiales por el Duque de Edimburgo. Un portavoz del gobierno dijo que era “profundamente lamentable que esto tuviera lugar en un momento de luto nacional”.

Durante los 10 días transcurridos desde el 16 de marzo de 2020, fecha en la que el gobierno pidió a la población que suspendiera los viajes no esenciales, Boris Johnson y su esposa viajaron a su segunda residencia en Buckinghamshire.

Ayer Boris Johnson se enfrentó a varias preguntas sobre si infringió las restricciones sanitarias por sus viajes a sus segundas residencias, después de que el gobierno confirmara que se había desplazado entre Chequers y Downing Street al comienzo del primer confinamiento.

—https://www.telegraph.co.uk/politics/2022/01/14/former-government-head-responsible-covid-rules-held-boozy-leaving/

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: