La Comunidad de Madrid volverá a un estado de alarma encubierto con nuevas restricciones de derechos

Los gobiernos autonómicos se preparan ante el inicio del curso escolar y la vuelta a los trabajos presenciales. Las vacaciones ya han llegado a su fin y se preparan las nuevas medidas de restricción de derechos, empezando por Madrid, que anunciará las nuevas medidas a finales de esta semana.

Las nuevas limitaciones se aplicarán “por periodos de quince días y en función de cómo avance la epidemia, nos pondremos en un escenario o en otro” según ha informado la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, en una entrevista a “EsRadio”.

Madrid volverá a una especie de estado de alarma con fases como las que ya se aplicaron anteriormente a escala general.

Aunque las medidas concretas serán publicadas a finales de esta semana, la presidenta regional ha querido dar un adelanto sobre algunas de las limitaciones que se impondrán.

Entre esas medidas están las nuevas normas para los aforos, la habilitación de hoteles para familias de apestados y la contratación de más rastreadores.

El nuevo estado de alarma no llevará tal nombre porque es una trampa tendida por el PSOE a los gobierno autonómicos y, especialmente, al de Ayuso. El gobierno central se ha puesto a disposición de las autonomías para retornar a algunas de ellas al punto de partida, pero delega también la responsabilidad.

La reacción del PP en Madrid ha sido la de ponerse a practicar pruebas PCR en los barrios obreros del sur, a los que quieren identificar con los “nuevos brotes” en un ensayo claramente contrainsurgente ante el otoño que se avecina.

Es la táctica de los “confinamientos restringidos”. En Madrid todo seguiría igual, excepto en los barrios obreros, que quedarían sometidos a controles permanentes por parte de la policía, con el pretexto de los “brotes”.

Pero no sólo el PP. El ministro Illa ha apoyado los “confinamientos perimetrales de importantes contingentes” así como los “confinamientos domiciliarios de tipo quirúrgico”, en referencia a la cuarentena de diez días que aplicó el gobierno autonómico cántabro a finales de junio a los residentes de un edificio en Santander.

La ley marcial afectaría a barrios de la capital como Usera, Carabanchel y Puente de Vallecas, así como a municipios del sur, como Fuenlabrada, Parla, Móstoles y Leganés.

La presencia de Usera en la diana pone de manifiesto que los trabajadores inmigrantes también están en el ojo del huracán.

En dichos barrios se han hartado de hacer pruebas PCR y una de cada cinco ha dado positivo, un porcentaje absolutamente increíble, como todas las demás cifras de esta pandemia.

comentario

  1. Podría tratarse de una restricción de la circulación del dinero para contener la inflación. De gente tan degenerada como la del FMI, que dice que la culpa de que la economía vaya mal es de los ancianos porque consumen mucho, uno puede esperarlo todo ya.
    Parecen estar haciendo todos los esfuerzos para evitar la inflación, esto podría deberse al hecho de que se presta el dinero a un plazo muy largo. En la crisis del 2008 se evitó una inflación grande como las de las crisis de 1929 y 1973 mediante la bajada de salarios. De esa manera se pudo contrarestar la baja tendencial de la tasa de ganancia mediante una reducción de la renta del trabajo no por vía de la inflación, como en 1929 y 1973, sino por una bajada directa de salarios. En esta ocasión los sueldos difícilmente pueden bajar más, y `las instituciones burguesas parecen estar intentando una estrategia de reducir la circulación de dinero e incluso destruir sectores enteros ( y con ello algunos países ) de la economía como el turismo, hostelería, que ellos consideran eliminables. La otra solución sería la guerra de expansión imperialista, pero EEUU no dipone de fuerzas para semejante movimiento. Personalmente pienso que la inflación va a ser imparable, aunque quieran evitarla, porque se está verificando todo lo que predijo Carlos Marx: las crisis capitalistas son cíclicas, cada vez más cercanas entre sí, y cada vez más profundas. Es lo que se verifica en la serie 1945-1973-1993-2008-2020, los períodos son cada vez más cortos, de 28-20-15-12 años. No creo que se pueda contener la inflación en estas circunstancias, habida cuenta de que la destrucción de fuerzas productivas está siendo muy grande y esta va a devaluar la moneda. Además, está el fenómeno de los países que no son capaces de pagar su deuda ( Líbano, Argentina, Pakistán, y suspenden pagos, privando de esa fuente de riqueza a los países ricos ).

    Lo que más me mosquea es lo del barrio de Usera. Cualquiera que lo conozca, sabe que la circulación del dinero allí es diferente, obedece a una acumulación de capital más primitiva, mercantilista. El dinero se invierte en mercancía para conseguir más dinero, de manera similar a lo que hacían los judíos en alemania, y es una forma de circulación que no le gusta al capitalista financiero, ni en el Reich ni en la zona dólar, ya que este deja de ser imprescindible; peor, no es su capital el que circula. Mientras la economía funciona y una fracción de ese dinero termina financiando el estado burgués, lo toleran como vaca lechera, pero ahora estamos en tiempos de amputar miembros ( ajenos ) para que sobreviva el cuerpo ( propio ).

    Y desde luego todo tiene la pinta de que se están posicionando ante los disturbios y revueltas que se les vienen encima.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: