El vínculo de China con Israel está en la picota

China ha asumido la presidencia rotatoria del Consejo de Seguridad de la ONU durante el mes de noviembre y la situación en Gaza ocupa un lugar destacado en el orden del día del Consejo. Invocando el principio de “seguridad indivisible”, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino recuerda en cada rueda de prensa que “sólo cuando haya seguridad para todos podrá haber seguridad duradera”.

La posición de China sobre la cuestión es inequívoca: insta a todas las partes interesadas, especialmente a Israel, a actuar con moderación, implementar la resolución de la Asamblea General del 27 de octubre y detener inmediatamente los combates.

Desde el inicio de esta nueva guerra entre Palestina e Israel, Pekín ha anunciado que condena y está preocupado por la muerte de civiles inocentes en Gaza, en contraste con las provocaciones de varios líderes israelíes que desafían incluso a la propia humanidad. ” del Ministro de Defensa) y negar a los 2,5 millones de habitantes de Gaza el estatus de civiles (“no hay inocentes en Gaza” del presidente israelí), en un silencio político y ensordecedores medios de comunicación de las capitales occidentales.

Pekín, cuyo papel de contrapeso diplomático a Estados Unidos es creciente, primero intenta posicionarse como mediador, nombrando a un enviado especial para Oriente Medio, Zhai Jun, a una gira por las capitales de la región y los países del Golfo para encontrar una solución diplomática, en un contexto en el que tanto Estados Unidos como Israel han abandonado la diplomacia desde hace mucho tiempo.

Al mismo tiempo, envía seis buques de guerra chinos al Mediterráneo, para recordar a Estados Unidos que también tienen intereses que defender en la región. Finalmente, entrega dos millones de dólares en ayuda humanitaria a Gaza, principalmente alimentos y medicinas.

Estados Unidos, que dice estar también preocupado por la crisis humanitaria en Gaza, está enviando 10 millones de dólares en ayuda a… Israel, que consiste en proyectiles de precisión, baterías antimisiles, vehículos blindados y municiones de gran calibre.

El Partido Republicano ha presentado un proyecto de paquete de ayuda de 14.000 millones de dólares a Israel para luchar contra Hamas (municiones y proyectiles de fósforo blanco), que se suma al paquete de ayuda urgente de 100.000 millones de dólares solicitado por Biden al Congreso para Israel, Ucrania y… Taiwán, revelando así la siguiente parte del plan imperial angloamericano: después de Ucrania y Palestina, la población de Taiwán sería la próxima en ser sacrificada para perpetuar la hegemonía sobre el resto del mundo.

¿China está de parte de Israel o de Palestina?

Hacer la pregunta “¿China está de parte de Israel o de Palestina?” conduce a interpretaciones erróneas de la posición china, y sigue el juego de Estados Unidos que, desde la invasión de Irak, ha convocado al mundo entero, incluidos sus vasallos, a posicionarse con o contra él. La neutralidad o las “terceras vías” no forman parte de las posiciones aceptables.

China ha apoyado durante mucho tiempo la solución de dos Estados, que es la única posible desde que los Acuerdos de Oslo quedaron enterrados y ambos dirigentes asesinados.

China reconoció a la OLP en 1964, la soberanía de Palestina en 1988, luego estableció relaciones diplomáticas con la Autoridad Palestina en 1989. Las relaciones económicas chino-palestinas están en el máximo que el bloqueo israelí ha permitido durante décadas, en constante aumento pero limitadas a unos cien millones de dólares al año, una parte importante del cual consiste en ayuda para el desarrollo de Palestina.

En junio de este año Xi Jinping recibió a Mahmud Abbas en Pekín para firmar un protocolo de cooperación en el marco de la Nueva Ruta de la Seda. El Presidente chino confirmó el apoyo de su país a la solución de dos estados, con una Palestina independiente, dentro de las fronteras de 1967 y su capital en Jerusalén Este. Xi también confirmó a Mahmud Abbas que China elevaría sus relaciones diplomáticas al nivel estratégico con las autoridades palestinas y aceleraría las negociaciones para un acuerdo de libre comercio entre China y Palestina.

Sin embargo, China sabe que Palestina es el actor débil en la cuestión palestino-israelí y, por tanto, no puede, debido a su política diplomática, apoyar unilateralmente a la Autoridad Palestina contra Israel.

Los vínculos económicos de China con Israel

La relación económica con Israel ha sido beneficiosa para ambos estados durante décadas, particularmente en el aspecto militar, ya que Israel ha contribuido a la modernización del Ejército Popular de Liberación desde la década de los sesenta. Hoy en día la venta de equipo militar israelí a China continúa floreciendo. Además, China considera a Israel, con el que no estableció relaciones diplomáticas hasta 1992, como una de las puertas de entrada a la Nueva Ruta de la Seda hacia Europa, como lo demuestran las inversiones chinas en los puertos de Ashdod y Haifa, que preocupan mucho a Estados Unidos, como siempre que China sale fuera de sus fronteras.

Comparado con el aspecto económico, el aspecto diplomático de la relación bilateral es tenso, porque China votó a favor de las 62 resoluciones a favor de la paz en la región, que Israel ha ignorado constantemente, colocándose así fuera del marco de la ONU.

Como miembro del Consejo de Seguridad de la ONU, China no va a apoyar a ninguno de los protagonistas, sean quienes sean. Por lo tanto, no es Pekín quien está contra Israel, sino este último y su brazo armado estadounidense quienes se burlan abiertamente de la ONU.

La reciente desaparición del nombre de Israel de los cartógrafos chinos Amap y Baidu, aún sin explicación oficial, es una señal sutil de la creciente insatisfacción del gobierno chino con el desprecio israelí por el derecho internacional.

China condena a Israel, mientras guarda silencio respecto a Hamas.

¿Cuándo permitirán a los palestinos regresar a su casa?

Durante una visita oficial a Arabia Saudita el año pasado, Xi calificó de “injusticia histórica” que el mundo aún no hubiera reconocido a Palestina como un Estado independiente. Recientemente el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, puso la situación actual en su contexto histórico, algo que los medios occidentales se preocupan de olvidar:

“La raíz de este problema proviene del largo retraso en la realización del sueño de un Estado palestino independiente y del fracaso de los intentos de reparar la injusticia histórica sufrida por el pueblo palestino […] Israel tiene derecho a ser un Estado, al igual que Palestina. Los israelíes han obtenido esta garantía de su supervivencia, pero ¿a quién le importa la supervivencia de los palestinos? La nación judía ya no es apátrida. ¿Cuándo se permitirá a la nación palestina regresar a su casa?”

El pueblo chino condena casi unánimemente la brutal reacción de Israel, y así lo ha hecho saber en las redes sociales, obligando a la embajada sionista a cerrar la sección de comentarios de sus cuentas oficiales.

Las redes sociales chinas se han visto inundadas desde hace varias semanas de debates sobre la guerra, que de repente ha apasionado a los chinos. Las imágenes del terror indiscriminado desatado en Gaza, que circulan en China, así como los comentarios traducidos al chino por observadores independientes, son un desastre de relaciones públicas para Israel, así como para su relación con China, una de sus principales socios económicos, que, además de aumentar su presión diplomática en la ONU, podría desviar la Ruta de la Seda, que se basa en la estabilidad de las cadenas de suministro, hacia regiones menos conflictivas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo