El gran misterio de una vacuna efectiva al 90 por ciento

Como otras, la empresa Pfizer trabaja en la elaboración de una vacuna experimental contra el coronavirus que está en la fase 3, es decir, que se está probado en 43.538 cobayas humanas, de las cuales sólo la mitad están siendo vacunadas efectivamente; el resto reciben placebo.

El anuncio de que dicha vacuna es efectiva al 90 por ciento lo ha llevado a cabo la multinacional cuando 94 de las cobayas desarrollaron al menos un síntoma característico de esa enfermedad que han llamado Covid-19.

Es importante tener en cuenta que las vacunas en las que trabajan las farmacéuticas no previenen ni el contagio ni la enfermedad sino que se limitan a aliviar los síntomas de los contagiados. Las vacunas no van a frenar la pandemia. Seguirá habiendo más contagiados y los enfermos seguirán estando enfermos. La única eficacia de la vacuna es que la enfermedad sea más leve.

Hasta este momento, Pfizer no ha informado cuántos de los 94 infectados han recibido la vacuna y cuántos placebo.

Hay que recordar que cuando Rusia anunció su vacuna, le llovieron las críticas porque la experiencia se había llevado a cabo sobre un número muy reducido de cobayas, por lo que los medios de comunicación del mundo entero tratan de manera muy distinta las vacunas según procedan o no de una multinacional como Pfizer.

También hay que recordar que los “expertos” dijeron lo mismo, mientras que está vez se han callado como perros porque tanto unos (medios de comunicación) como otros (“expertos”) sirven a los mismos intereses, lo cual ya no es ninguna sorpresa.

Tampoco sabemos cuánto tiempo dura el efecto de la vacuna de Pfizer. Sólo sabemos que la vacuna ha sido efectiva 28 días después de la segunda de las dos dosis recibidas.

Aunque los manuales de vacunación exigen una eficacia de al menos el 70 por ciento, la FDA, que es el Vaticano en este tipo de asuntos, la ha reducido en este caso hasta un 50 por ciento. Pfizer lanzó su anuncio a bombo y platillo para que la FDA autorice su vacuna con carácter excepcional para empezar a fabricarla inmediatamente, en lugar de realizar pruebas más exhaustivas.

De esa manera las bolsas del mundo entero, que hasta entonces estaban sumidas en la depresión, entraron en una fase de euforia.

Al principio Pfizer, que forma parte de la Operación Velocidad Punta, había anunciado que tendría los resultados del comienzo de la fase 3 en octubre, es decir, justo en el momento crucial de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, lo que hubiera favorecido la victoria de Trump.

Luego cambió de opinión porque -según dijo- el experimento se había llevado a cabo en un número muy reducido de cobayas, lo que ha levantado toda clase de sospechas y especulaciones.

Como vemos, las vacunas no sólo cotizan en bolsa sino también en las urnas con unos porcentajes de efectividad que también son muy elevados.

En otra entrada hemos expuesto que las primeras etapas del ensayo de Pfizer han revelado algunos efectos secundarios que, a diferencia de lo que ocurrió con la de AstraZeneca, no han suspendido la carrera.

Se trata de una vacuna experimental que utiliza una técnica novedosa de ARN mensajero y sus efectos a largo plazo son desconocidos.

Más información:
– 6.000 millones de dólares de dinero público en la carrera por las vacunas contra el coronavirus (Operación Velocidad Punta)
– Los efectos adversos de la nueva vacuna de Pfizer contra el coronavirus
– Los fraudes sanitarios jalonan la historia de la multinacional farmacéutica Pfizer
– Muere de covid una de las cobayas que participaba en los ensayos de la vacuna contra el covid
– ‘La bolsa o la vida’ (las vacunas no se inventan para salvar vidas sino para especular en la bolsa)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: