Ucrania se ha convertido en un centro del tráfico de armas a través de redes criminales

La Guerra de Ucrania está alimentando el mercado negro de armas de guerra. La Interpol lo ha advertido a las autoridades internacionales. Con la decisión de Estados Unidos de enviar masivamente armas de guerra junto con otros países occidentales a Kiev, Ucrania se ha convertido en un centro del tráfico de armas a través de redes criminales. Estas armas de guerra ya están alimentando a varias organizaciones criminales en Europa y en el mundo.

Algunas de estas armas acaban en manos de otros ejércitos y milicias que Estados Unidos no tenía intención de armar, por no hablar de las bandas de los países de la Unión Europea.

Las armas de guerra destinadas a Ucrania se suministran a los países europeos. La Interpol está preocupada por este hecho y por el hecho de que las armas enviadas a Ucrania para prolongar la guerra acaben en manos de delincuentes. “La amplia disponibilidad de armas durante el conflicto actual conducirá a la proliferación de armas ilícitas en la fase posterior al conflicto”, declaró Jürgen Stock, secretario general de Interpol, a la Asociación de Prensa Angloamericana, y añadió: “Los delincuentes ya se están centrando en esto mientras hablamos”.

La Unión Europea es “un destino probable para estas armas, porque los precios de estas armas de fuego en el mercado negro son mucho más altos en Europa, especialmente en los países escandinavos”. “Incluso las armas que son utilizadas por los militares, las armas pesadas, estarán disponibles en el mercado criminal”, “los criminales de los que hablo operan a nivel mundial, por lo que estas armas serán comercializadas a través de los continentes”, advirtió Jürgen Stock.

La jefa de Interpol, Catherine De Bolle, fue aún más lejos unos días antes, al advertir que los países europeos corren el riesgo de “niveles de violencia en las calles europeas que nunca hemos visto antes”. En una entrevista concedida a Die Welt, De Bolle declaró que quería evitar que las armas procedentes de Ucrania fueran distribuidas por toda Europa por las bandas criminales tras la guerra [en Ucrania] porque durante mucho tiempo las autoridades subestimaron el poder del crimen organizado”.

Interpol ha interceptado comunicaciones en Francia, por ejemplo: “La investigación comenzó en Francia y en los Países Bajos. Ayudamos a acceder a las comunicaciones. Esto nos ha permitido conocer de forma totalmente nueva cómo la delincuencia organizada pone en peligro la seguridad en Europa, el Estado de Derecho y la democracia”.

Stock subrayó la necesidad de crear bases de datos que rastreen el destino de cada arma o misil enviado a Ucrania. La situación actual reforzará la posición de los grupos de delincuencia organizada, cada vez más internacionalizados. De Bolle dijo: “Un día la guerra terminará y queremos evitar la situación que se produjo hace 30 años durante la guerra de los Balcanes”. Según ella, “las armas de esa guerra siguen siendo utilizadas por los criminales”.

La CNN informó en abril de que Estados Unidos no sabe realmente qué ocurre con las armas enviadas a Ucrania. Los medios de comunicación estadounidenses afirmaron que “es un riesgo consciente que el gobierno de Biden está dispuesta a asumir”. Un alto funcionario del Pentágono dijo que era “ciertamente el mayor suministro reciente de un país asociado en un conflicto”, pero “el riesgo, según los funcionarios estadounidenses actuales y los analistas de defensa, es que a largo plazo algunas de estas armas acaben en manos de otros ejércitos y milicias que Estados Unidos no tenía intención de armar”.

Con la guerra de Afganistán “inevitablemente, algunas armas llegaron al mercado negro, incluidos los misiles antiaéreos Stinger, el mismo tipo que Estados Unidos está suministrando actualmente a Ucrania”. Estados Unidos se apresuró a recuperar los Stinger tras la guerra soviética en Afganistán, pero no pudo encontrarlos todos. Cuando Estados Unidos invadió Afganistán en 2001, algunos funcionarios temieron que los talibanes los utilizaran contra Estados Unidos.

El problema no es exclusivo de Afganistán. Las armas vendidas a Arabia Saudí y a Emiratos Árabes Unidos han llegado a manos de combatientes vinculados a Al Qaeda. El riesgo de un escenario similar en Ucrania también existe, reconoció el funcionario de defensa. “Ya en 2020, el inspector general del Departamento de Defensa de Estados Unidos emitió un informe en el que planteaba su preocupación por la supervisión del uso final de las armas enviadas a Ucrania”, dijo la CNN. Pero dada la casi insaciable necesidad a corto plazo del ejército ucraniano de más armas y municiones, se consideró aceptable el riesgo a largo plazo de que las armas acabaran en el mercado negro o en manos equivocadas, añadió el funcionario.

Estas armas podrían ser utilizadas, por ejemplo, por quienes se preparan para la guerra civil. Tras los sucesos del Stade de France, en la final de la Champions Leage celebrada en Francia recientemente, Henri Guaino, un antiguo asesor del Presidente Sarkozy, ha advertido que “vamos hacia la guera como los sonámbulos”. “La guerra civil nos puede pasar a nosotros”, dice.

comentario

  1. Leído su impecable artículo solo quisiera resaltar un pequeño pero importante matiz: si la hipótesis2 que nos propone el periodista Thierry Meyssan fueran acertadas, las supuestas preocupaciones por el tráfico de armas que aseguran que tienen la interpol y Europol, simplemente sería una de las muchas formar de desviar la atención en pos de esconder otra realidad mucho más importante que se trata de ocultar, algo así como colocarnos el árbol para que no podamos ver el bosque. Esta es la razón por la que atrevo a colocar en este espacio un extracto del extenso artículo de Thierry titulado: “Ya se prepara una nueva guerra para después de ‎la derrota frente a Rusia” éste sostiene lo siguiente:
    Frente a la derrota inminente, la apuesta de ‎Washington consiste en seguir agitando la «amenaza rusa» para obligar sus aliados a cerrar ‎filas.‎
    Hipótesis 2: el verdadero objetivo de las sanciones y de la ayuda militar occidentales es ‎preparar nuevos conflictos.

    Parece sorprendente que, aun después de la caída de Mariúpol, Estados Unidos haya decidido ‎mantener el envío de 40 000 millones de dólares para Ucrania, donde ya ‎ha perdido otros 14 000 millones. En realidad, dos terceras partes de todo nunca llegó al destino anunciado –ha sido desviado y hoy se amontona en Kosovo y en Albania. ‎Allí habrá en poco tiempo alrededor de 18 000 millones de dólares en armamento. Tenemos ‎entonces dos opciones: creer que el Pentágono está botando el dinero por la ventana …, o que ‎está invirtiéndolo al sustraer ese gigantesco arsenal al control del Congreso.

    Si seguimos analizando los hechos, veremos que la subsecretaria de Estado, la straussiana ‎Victoria Nuland, viajó el 11 de mayo a Marruecos para presidir allí una reunión de la «Coalición ‎global contra Daesh», en la que participaron 85 países enviando sus ministros de Exteriores. ‎De manera totalmente predecible, la señora Nuland dijo allí que el Emirato Islámico (Daesh) está ‎resurgiendo, pero no en el Medio Oriente sino en el Sahel, e invitó los participantes a unirse a ‎Estados Unidos para luchar contra ese enemigo (…) todos los diplomáticos presentes entendieron que la tormenta no tardará en caer sobre el Sahel. Para ‎desencadenarla, el Pentágono necesita armas, muchas armas, y no quiere que vuelvan a ‎atraparlo “con las manos en la masa” mientras arma otra vez a los yihadistas. Así que hay ‎grandes probabilidades de que el armamento oficialmente destinado a Ucrania y desviado hacia ‎los Balcanes acabe en el Sahel. ‎

    Una guerra en el Sahel no será “problemática” porque no afectará a las grandes potencias y las ‎víctimas serán “sólo” africanos. Esa guerra durará mientras la alimenten y ningún aliado de ‎Washington se atreverá a señalar que ese conflicto existe desde que se invadió y se destruyó ‎Libia.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: