Trump se va del cargo indultando a cuatro criminales de guerra

A los nueve años de edad, la vida de Alí Kinani fue truncada cuando cuatro mercenarios de la empresa Blackwater abrieron fuego sin provocación en la Plaza Nisour de Bagdad, matando a 17 personas.

La empresa Blackwater, ahora rebautizada como Academi, fue fundada y dirigida por Eric Prince, un asociado de Trump que es hermano de la Secretaria de Educación Betsy DeVos.

Alí, a quien le gustaba que le llamaran Alawi, estaba en la parte de atrás del coche de su padre de camino a casa después de recoger a su tía y a sus primos, en lo que parecía un día normal hasta que los mercenarios se liaron a disparar en todas direcciones.

Corría 2007. Decidido a llevar a los asesinos ante los tribunales, el padre de Ali, Mohammed Kinani, se trasladó a Estados Unidos para empujar el procesamiento de los mercenarios.

Transcurrió una década de trámites legales, juicios, apelaciones, retirada de cargos y nuevos juicios antes de que los cuatro criminales fueran condenados, con Nick Slatten, el principal culpable, recibiendo una condena de cadena perpetua por asesinato en primer grado.

El martes Trump indultó a los cuatro condenados. “Nadie está por encima de la ley es lo que aprendimos en América, pero ahora hay alguien por encima de la ley”, dijo Kinani mientras luchaba por encontrar las palabras al enterarse del indulto.

“No sé cómo se permite esto. No creo que América esté construida sobre tales principios”.

Kinani, que se había trasladado a Michigan después de la masacre y que actualmente está visitando a su familia en Irak, dijo que la decisión de Trump es “indescriptible”.

“Es una situación muy mala. Es desafortunada”, dijo, dejando escapar un profundo suspiro. “Pero debe haber una manera. Si no en los tribunales terrenales, entonces con Dios. Dios no los dejará marchar”.

El imán Husham Al-Husainy, un clérigo musulmán de Dearborn, Michigan, dijo que pensó en la foto de Alí que cuelga en el taller de Kinani en Detroit cuando oyó la noticia del perdón. Husainy, que es amigo de Kinani, dijo que el perdón muestra una falta de respeto “inhumana” por las vidas de los árabes y los musulmanes.

“La sangre de iraquíes inocentes que se derramó en la Plaza Nisour es sangre roja que no difiere de la sangre de los americanos. Estos eran humanos”, dijo. El imán añadió que la decisión de la Casa Blanca erosionará el estado de derecho en Estados Unidos, afectará las relaciones entre Irak y Estados Unidos y alterará la percepción de los iraquíes sobre Estados Unidos.

“Queremos que haya paz entre todas las personas, pero Donald Trump cometió un grave error”, dijo Hussainy. “Para complacer a unas pocas personas aquí, enfureció a 40 millones de personas en Irak”.

El Departamento de Justicia había sido inflexible en el procesamiento de los pistoleros de la Plaza Nisour, negándose a abandonar el caso a pesar de los contratiempos en sus esfuerzos legales y las apelaciones exitosas de los acusados.

Los indultos presidenciales son irreversibles, lo que significa que el gobierno de Biden no puede volver a procesar a los mercenarios de Blackwater.

El martes Trump también indultó a tres parlamentarios republicanos que fueron declarados culpables de irregularidades financieras y a dos policías de la Patrulla Fronteriza que habían asesinado a tiros a un inmigrante indocumentado, luego lo encubrieron y finalmente dijeron que era un traficante de drogas.

Trump ha recurrido al indulto alegremente y no es la primera vez que disculpa a los criminales de guerra. El año pasado perdonó a un soldado estadounidense que había matado a un detenido iraquí en 2008, así como a otros dos que habían asesinado a civiles en Afganistán.

El Presidente saliente también presionó para rehabilitar a Edward Gallagher en los Navy Seal, después de haber sido condenado por crímenes de guerra, decisión que llevó a la destitución del entonces Secretario de la Marina Richard V. Spencer, que se opuso a que Trump se ocupara del asunto el año pasado.

El martes, el Instituto Árabe Americano dijo que los indultos muestran que Trump no valora las vidas de los árabes. “Empleados de Blackwater condenados por masacrar a civiles iraquíes”, dijo el Instituto en un tweet.

“Agentes de la Patrulla Fronteriza condenados por disparar a un inmigrante indocumentado y luego encubrirlo”. Todos perdonados por Trump, otro ejemplo de su desprecio por ciertas vidas humanas, incluyendo las árabes. Sin ley, sin orden, sin humanidad”.

https://www.middleeasteye.net/news/iraq-blackwater-trump-pardon-war-criminals

comentario

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: