Teletrabajo más dinero virtual: el capitalismo inicia el Gran Reajuste

Recientemente el Banco Central Europeo organizó un panel de discusión en el Foro Virtual de Bancos Centrales. “Esta crisis sanitaria ha acelerado una serie de cambios tecnológicos ya en marcha. En general, los cambios tecnológicos están causando una aumento de la productividad. A largo plazo, los beneficios se reparten a gran escala. Sin embargo, puede que no sea así a corto plazo. Nos estamos moviendo hacia una economía diferente; una que será más dependiente del cambio tecnológico”, dijo el Presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Es una opinión que coincide con la de los expertos que anticipan que los nuevos comportamientos inducidos en gran partel del mundo, que impactarán en las relaciones personales, el ambiente de trabajo, la economía e incluso la política y el gobierno. Las nuevas herramientas son el teletrabajo, la telemedicina, la gobernanza electrónica, el voto electrónico, la realidad aumentada y la adopción de monedas virtuales.

Las empresas van a intentar imponer el teletrabajo de forma masiva. La pregunta es si este objetivo se puede alcanzar si no es vinculante, es decir, hasta qué punto tienen que mantener la ola de histeria para imponerlo, de una manera más o menos forzosa, e incluso mistificada: no sólo no es una imposición sino un “derecho” de los trabajadores.

El Ministerio de Trabajo alemán ya lo ha puesto en marcha. Desde abril los trabajadores tienen “derecho” a trabajar desde casa. El gobierno alemán ya trabaja en un proyecto de ley que se publicará en las próximas semanas. Un 88 por ciento de las empresas e instituciones animan o fuerzan a sus trabajadores a trabajar desde casa, según una encuesta.

La ola de histeria podría tener repercusiones aún más profundas, en particular en el sector financiero y, más concretamente en términos monetarios. En Estados Unidos el partido demócrata presentó en marzo un proyecto de ley de dólar digital al Congreso. El objetivo es otro misticismo: apoyar económicamente a las personas que atraviesan dificultades económicas como consecuencia del confinamiento.

La iniciativa tiene por objeto estimular la economía, que está en recesión debido a la crisis económica. Es otro catalizador para extender el acceso de la banca a las personas que hasta ahora estaban fuera de ella, que suman unos 63 millones.

El Servicio Postal les proporcionará una cuenta digital en dólares, así como cajeros automáticos para que puedan acceder a sus fondos. Se espera que el proyecto atraiga a cientos de miles de estadounidenses a un mundo de dinero virtual de miles de millones de dólares inyectados por la Reserva Federal.

El Banco de Inglaterra también ha iniciado una ronda de consultas para emitir libras digitales. El Banco Central Europeo, por su parte, se prepara para el euro virtual como complemento de los billetes fiduciarios. Por supuesto, China encabeza los planes para lanzar su propio moneda digital.

comentarios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: