San Francisco prohibe fumar en el interior de las viviendas particulares… excepto canutos

Es una nueva modalidad de “ley seca”: el Ayuntamiento de San Francisco ha prohibido fumar tabaco en el interior de las viviendas con el pretexto del “tabaquismo pasivo”, pero queda autorizado fumar canutos.

El martes los concejales votaron 10 contra 1 para aprobar una ordenanza que prohíbe fumar tabaco dentro de las viviendas. Ahora hay 63 ciudades en California que prohiben fumar tabaco en el interior de la propia vivienda.

Originalmente la prohibición incluía también los canutos de marihuana, pero se retiró posteriormente a causa de las protestas de los porreros. El único lugar donde se les permite fumar legalmente es en la intimidad de sus propios hogares.

Si la nueva norma hubiera incluido los canutos, el cáñamo volvería a ser ilegal. “A diferencia de los fumadores de tabaco, que siempre podrían salir de su apartamento para salir a la acera o fumar en otras áreas exteriores permitidas, los consumidores de cannabis no tendrían esas alternativas legales”, dijo un portavoz municipal (*).

El departamento de salud pública de la ciudad ayudará a los delincuentes a dejar de fumar, pero los reincidentes podrían ser multados con hasta 1.000 dólares por día. Técnicamente, la ley no permite que se desaloje a los inquilinos por delitos relacionados con el tabaco, pero una multa de 1.000 dólares es suficiente para desalojar de su vivienda a una persona pobre.

Se espera que el alcalde apruebe la ordenanza la próxima semana, y la nueva ley entrará en vigor 30 días después de su aprobación.

¡Cómo cambia el mundo! Lo prohibido se legaliza y lo legal se prohíbe a golpe de ordenanza municipal. Antes los cigarrillos estaban omnipresentes y el cannabis se consideraba una droga peligrosa e ilegal. Ahora es al revés.

No obstante, la nicotina es inofensiva. No es cancerígena. El problema del tabaco son las sustancias químicas que añaden los grandes monopolios que controlan el mercado, como el alquitrán. Hay más de 4.000 productos químicos en los cigarrillos de tabaco y no todos se revelan a los consumidores porque están protegidos por la ley como “secretos comerciales”. Eso significa que pueden añadir lo que quieran sin que los fumadores lo sepan.

El mercado mundial del tabaco vende por valor de 850.000 millones de dólares. Si les preocupa tanto la salud, bastaría con prohibir los aditivos o incluso la venta de tabaco, pero impedir que se fume en una vivienda privada es abrir la puerta para que la policía se inmiscuya su interior en busca de cigarros, ceniceros y colillas.

Además de ser un insecticida natural, la nicotina tiene formidables virtudes antiparasitarias. Se utiliza contra los ácaros y muchos insectos. Es también un buen estimulante. Mejora la concentración, la memoria y el rendimiento cognitivo, en general, porque aumenta la producción de adrenalina.

Pero siempre hay un pero. La nicotina aumenta la presión sanguínea y la frecuencia cardíaca. La nicotina provoca una sobreproducción de dopamina, un neurotransmisor, lo que explica el estado de euforia causado por el tabaco.

También es el motivo de la adicción: para recuperar la euforia cada vez se necesita una dosis mayor de nicotina.

(*) https://apnews.com/article/smoking-san-francisco-marijuana-secondhand-smoke-5e5e53703b66c9450849fdb706788b78

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: