Reino Unido y Canadá entrenan a una unidad militar ucraniana integrada por neonazis

La Guardia Nacional ucraniana afirma que el año pasado el ejército británico comenzó a entrenar a sus tropas, que incluyen una unidad neonazi de mil efectivos. En setiembre los detalles y las fotos de la reunión en Kiev se publicaron en ucraniano en el sitio web de la Guardia Nacional.

El Ministerio de Defensa de Reino Unido dice que la reunión era privada y no debía hacerse pública. En los documentos británicos abiertos al público, dicha reunión no se menciona.

En la foto aparecen tres comandantes británicos de la Operación Orbital, la misión de adiestramiento del ejército británico en Ucrania, junto con tres oficiales de la Guardia Nacional ucraniana. Están sentados alrededor de una mesa tomando notas.

El Ministerio de Defensa se negó a dar los nombres del personal británico que asistió a la reunión, alegando razones de seguridad operativa y personal. Sin embargo, el informe de la Guardia Nacional nombra al teniente coronel Andy Cox, comandante adjunto de la Operación Orbital, mientras que otros dos oficiales británicos aparecen en la foto, uno de ellos con su distintivo bien visible.

La Operación Orbital, que se puso en marcha en 2015, hasta ahora solo ha formado a las fuerzas armadas regulares de Ucrania. Ampliarlo a la Guardia Nacional sería controvertido, debido a las sensibilidades en torno a las simpatías nazis de algunas de sus unidades.

La Guardia Nacional ucraniana se formó en 2014 para integrar un conjunto de batallones paramilitares y de voluntarios que luchaban contra las milicias del Donbas en el este de Ucrania. Entre ellos había una unidad neonazi, el Batallón Azov, que contaba con unos 1.000 soldados.

Los combatientes del Batallón Azov, que ahora son un regimiento oficial de la Guardia Nacional, y por tanto del Ministerio del Interior ucraniano, han sido fotografiados en el este de Ucrania con distintivos nazis, como esvásticas y signos de las SS, en sus cascos.

El fundador del batallón dijo que Ucrania debe “dirigir a la raza blanca del mundo en una cruzada final… contra los Untermenschen [subhumanos] dirigidos por los semitas”.

Desarrollar las capacidades de combate

El informe de la Guardia Nacional cita al teniente coronel Cox prometiendo que “el ejército británico está dispuesto a involucrar a representantes de la Guardia Nacional de Ucrania en las actividades de formación que se están llevando a cabo hoy para que las unidades de las fuerzas armadas ucranianas desarrollen sus capacidades de combate”.

Cox añadió: “Actualmente estamos estudiando la posibilidad de formarnos con la Guardia Nacional de Ucrania en operaciones de defensa y en el trabajo de los oficiales de Estado Mayor”. Y continuó: «Comenzaremos esta labor incluyendo a los representantes de la Guardia Nacional en las actividades de formación que ya están llevando a cabo los instructores británicos en algunas unidades de las fuerzas armadas ucranianas”.

El Ministerio británico de Defensa dice que no tiene intención de entrenar a la Guardia Nacional y que Cox había sido mal citado, probablemente debido a un error de traducción. Un portavoz del Ministerio de Defensa dijo que: “el Reino Unido no lleva a cabo entrenamientos con la Guardia Nacional de Ucrania. Esta reunión fue un compromiso rutinario entre el personal desplegado en la Operación Orbital y una organización gubernamental de Ucrania para mejorar el entendimiento mutuo”.

Sin embargo, la reunión de septiembre parece ser un importante compromiso entre los militares británicos y la Guardia Nacional ucraniana.

Las peculiaridades de las operaciones de combate

El informe señala que los comandantes británicos “se familiarizaron con la historia de la creación, las tareas y la estructura de la Guardia Nacional de Ucrania […] las peculiaridades de las operaciones de combate de las unidades de la Guardia Nacional”, así como su “papel y lugar en el sector de la seguridad y defensa del Estado”.

El acta de la reunión de la Guardia Nacional se tituló: “La Guardia Nacional de Ucrania profundizará en la cooperación militar con las fuerzas armadas del Reino Unido”, añadiendo: “El objetivo de la reunión era discutir la ampliación de la futura cooperación militar”.

Otros ejércitos de la OTAN están cooperando con la Guardia Nacional ucraniana. Casi 2.000 combatientes de la Guardia fueron entrenados por el ejército canadiense en su misión de la Operación Unificación que comenzó en 2015.

La operación ha resultado controvertida. En junio de 2018, militares canadienses fueron informados por los dirigentes del Batallón Azov y se fotografiaron con sus dirigentes, a pesar de las advertencias sobre la ideología nazi de la unidad.

Más tarde, el Batallón publicó las fotos en las redes sociales, añadiendo que la delegación canadiense había expresado “la esperanza de una cooperación más fructífera”. Documentos internos canadienses, publicados posteriormente, muestran que el gobierno temía que la reunión saliera a la luz en los medios de comunicación.

En la reunión de septiembre del año pasado, el coronel Serhiy Maltsev, jefe de cooperación internacional de la Guardia Nacional, dijo a los mandos británicos que “la contribución del ejército canadiense al desarrollo de las capacidades de los guardias es difícil de sobrestimar”.

Añadió: “Nuestros logros conjuntos con nuestros homólogos canadienses pueden servir de ejemplo para la futura cooperación de la Guardia Nacional con la Operación Orbital” de Reino Unido.

Los auténticos patriotas ucranianos

Cuatro meses antes de la reunión con los comandantes británicos, el mismo sitio web de la Guardia Nacional publicó una declaración para conmemorar los siete años del Batallón Azov, titulado “Siete años de victoria”, donde se deshace en elogios extravagantes hacia la unidad neonazi.

A principios de mayo de 2014, los “hombres de negro” llegaron a Berdyansk, señalaba, en referencia a la ciudad portuaria situada en la costa norte del mar de Azov. “Eran verdaderos patriotas de Ucrania, que se reunieron aquí desde todo el país y se movilizaron para hacer retroceder a los ocupantes que estaban invadiendo la soberanía ucraniana”.

“La nueva unidad de voluntarios fue formada por hombres buenos”, continúa el texto, que añade: “El Azov sobrevivió, endurecido por feroces batallas”. Y concluye: “Hoy en día, Azov es una de las unidades más competentes del ejército ucraniano, cuyos combatientes tienen habilidades profesionales del más alto nivel, cuentan con las últimas armas y equipos, y tienen la misma sed de victoria que hace siete años”.

Pero la Guardia Nacional ucraniana no es la única unidad que está vinculada al extremismo de extrema derecha. En 2015, Dmytro Yarosh, entonces jefe del partido de extrema derecha Sector Derecho, fue nombrado asesor militar del general Viktor Muzhenko, entonces jefe del Estado Mayor de Ucrania.

Yarosh es el comandante del ala paramilitar de Sector Derecho, el Ejército de Voluntarios de Ucrania, que nunca estuvo bajo el control del gobierno. Pero en 2017 el Kiev Post informó de que “unos 130 antiguos combatientes del Sector Derecho son ahora soldados contratados en el ejército ucraniano propiamente dicho”.

En noviembre, Yarosh informó de que había sido nombrado asesor de Valery Zaluzhny, comandante en jefe de las fuerzas armadas ucranianas. Yarosh se autodenomina discípulo de Stepan Bandera, nacionalista ucraniano militante y colaborador nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Cuando los nazis invadieron la URSS en junio de 1941, los partisanos de Bandera asesinaron a 4.000 judíos en la ciudad ucraniana occidental de Lviv en cuestión de días, utilizando armas que iban desde rifles hasta palos de metal. Se calcula que hasta 1,6 millones de judíos ucranianos fueron asesinados durante la guerra.

El año pasado, un informe del Instituto de Estudios Europeos, Rusos y Euroasiáticos de la Universidad George Washington reveló que otro grupo nazi, Centuria, se jactaba de que sus miembros eran actualmente oficiales del ejército ucraniano.

El informe dice que “han establecido con éxito la cooperación con colegas extranjeros de países como Francia, Reino Unido, Canadá, Estados Unidos, Alemania y Polonia”. El informe reveló que un miembro de Centuria había recibido 11 meses de formación de oficial en el centro de formación militar de élite Sandhurst de Reino Unido, y que se graduó en 2020.

La Operación Orbital británica ha entrenado hasta ahora a 22.000 miembros de las fuerzas armadas ucranianas. En 2020, esta formación se ha ampliado “para incorporar un desarrollo más amplio de las capacidades marítimas y aéreas, centrado en las operaciones y las capacidades”.

Matt Kennard https://declassifieduk.org/uk-commanders-in-ukraine-met-neo-nazi-linked-national-guard-to-deepen-military-cooperation/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo