Puñalada trapera del PSOE y Podemos al Frente Polisario y al pueblo saharaui

España anunció el viernes una «nueva etapa» en sus tensos lazos con Marruecos después de que Madrid cambiara de posición y respaldara el plan de pseudoautonomía de Rabat para el territorio saharui.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, dijo que la propuesta de Rabat de 2007 de ofrecer la autonomía del Sáhara Occidental dentro de Marruecos era la “base más seria, realista y creíble” para poner fin a una disputa de décadas sobre el vasto territorio.

España ha tratado hasta ahora de mostrarse aparentemente neutral en la cuestión del Sáhara Occidental, una región desértica del tamaño de Gran Bretaña, que fue colonia española hasta 1975 y que tras la retirada, se estableció un tratado que debía administrar su camino a la independencia.

El anuncio de Albares reflejó el lenguaje de una declaración del palacio real de Marruecos que decía que el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, le había dicho al rey marroquí que Madrid respaldaba el plan de autonomía.

En un comunicado, el gobierno español dijo que se había abierto una “nueva etapa” en los lazos entre España y Marruecos basada en el “respeto mutuo”.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, visitará Marruecos como parte de la renovación de los lazos, pero todavía sin fijar una fecha.

Albares visitará Marruecos antes de fin de mes para preparar esta visita, se lee en el comunicado.

Ignacio Cembrero, un periodista español que es un destacado experto en las relaciones entre Marruecos y España, dijo en declaraciones a AFP que Madrid había «cumplido la principal demanda de Marruecos» de que Madrid respaldara públicamente su plan de autonomía.

“Las autoridades españolas siempre han respaldado a Marruecos en los últimos años pero de manera discreta”, pero ahora el apoyo es explícito y supone un doble compromiso para España: dar la espalda al Frente Polisario, compañeros del PSOE en la Internacional Socialista, y una posición de beligerancia respecto a Argelia, cuyas fuerzas armadas se encuentran en máxima alerta desde fines de 2021 y que, además, es el principal proveedor de gas natural de España.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Marruecos “aprecia mucho las posiciones positivas y los compromisos constructivos de España en la cuestión del Sáhara marroquí”.

El Frente Polisario, respaldado por Argelia, que ha luchado durante décadas por la independencia del Sáhara Occidental de Marruecos, exigió siempre un referéndum para resolver el conflicto.

La representación polisaria en Madrid acusó a España de ceder al “chantaje y la política del miedo que utiliza Marruecos”.

Los lazos entre España y Marruecos tocaron fondo después de que Madrid en abril de 2021 permitiera al líder polisario, Brahim Ghali, ingresar a un hospital español cuando estaba aquejado de una enfermedad respiratoria atribuida al COVID-19.

Al mes siguiente, España fue tomada por sorpresa cuando más de 10.000 personas nadaron o usaron pequeños botes inflables para ingresar a Ceuta mientras las fuerzas fronterizas marroquíes miraban hacia otro lado.

La embajadora de Marruecos en España fue llamada a consultas durante la crisis de Ceuta y todavía no ha vuelto a su puesto, pero se espera su llegada los próximos días.

Este giro histórico es un cambio estratégico de primer orden, ya que respalda las posiciones del principal aliado de los Estados Unidos en el norte de África.

comentario

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: