Protestas por las declaraciones de un embajador ucraniano elogiando al dirigente nazi Stepan Bandera

Hay personas torpes por naturaleza que, en ocasiones, ocupan cargos de cierta relevancia. Es el caso del embajador ucraniano en Alemania, Andriy Melnyk, que el viernes pasado hizo un elogio del dirigente nazi Stepan Bandera en una entrevista. Sus palabras han levantado oleadas de protestas en todo el mundo.

Bandera fue un colaborador ucraniano del III Reich en la Segunda Guerra Mundial. Durante la ocupación nazi de Ucrania escribió:

“Los judíos de la URSS constituyen el apoyo más leal del régimen bolchevique gobernante y la vanguardia del imperialismo moscovita en Ucrania. El gobierno moscovita-bolchevique explota los sentimientos antijudíos de las masas ucranianas para desviar su atención de la verdadera causa de su desgracia y dirigirlas, en un período de descontento, hacia los pogromos contra los judíos. La OUN [Organización de Nacionalistas Ucranianos] lucha contra los judíos como partidaria del régimen moscovita-bolchevique y, al mismo tiempo, hace que las masas sean conscientes de que el principal enemigo es Moscú”.

Su plan de acción bajo la ocupación nazi decía: “Hay que aniquilar a los moskali [rusos], a los polacos y a los judíos que nos son hostiles en la lucha, especialmente a los que se oponen al régimen, por los siguientes medios: deportándolos a sus propias tierras, erradicando su intelectualidad, que no debe ser admitida en ningún puesto gubernamental, e impidiendo globalmente cualquier creación de esta intelectualidad (por ejemplo, el acceso a la universidad). Los que se consideran necesarios sólo pueden trabajar bajo una estricta supervisión y ser apartados de sus puestos por la más mínima falta… La asimilación judía no es posible”.

A este tipejo es a quien defendía el actual embajador ucraniano en Alemania, diciendo que “Bandera no fue un asesino en masa de judíos y polacos” y argumentando que no había pruebas para tales acusaciones.

Melynk dijo que hablar del antisemitismo de Bandera era “una narrativa rusa”, insistiendo en que no quería distanciarse del legado de la OUN y de Bandera.

La embajada israelí en Berlín respondió así al artículo: “La declaración del embajador ucraniano es una falsificación de los hechos históricos, minimiza el Holocausto y es un insulto a los que fueron asesinados por Bandera y su gente. Las declaraciones del embajador no sólo socavan los valores que todos apreciamos y en los que creemos, sino que también socavan la valiente lucha del pueblo ucraniano por vivir según los valores democráticos y la paz”.

En la entrevista, Melnyk admitió que hubo crímenes ucranianos contra polacos, pero que “los polacos también cometieron esas masacres” contra decenas de miles de ucranianos.

La torpeza tampoco cayó bien en Varsovia, donde rápidamente se pusieron en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano, que rápidamente emitió la siguiente declaración: “Estamos seguros de que las relaciones entre Ucrania y Polonia están ahora en su punto álgido. Ucrania agradece a Polonia su apoyo sin precedentes en la lucha contra la agresión rusa. Nada nos separa, porque tanto en Kiev como en Varsovia hay una clara comprensión de la necesidad de mantener la unidad frente a las amenazas acuciantes. Las palabras del embajador ucraniano en Alemania, Andriy Melnyk, en una entrevista con un periodista alemán, son su opinión personal y no reflejan la posición del Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano”.

Después de la torpeza del embajador, es lo que correspondía decir a la galería. Pero en Ucrania cuanto más escalas en los departamentos gubernamentales, más huele la peste parda. Realmente nauseabundo.

—https://www.jewishpress.com/news/global/europe/ukraine/was-putin-wrong-ukrainian-ambassador-in-hot-water-for-praising-nazi-collaborator/2022/07/03/

comentario

  1. Personalmente no creo que las declaraciones del Embajador ucraniano en Alemania hay sido por mera torpeza, creo que simplemente este tipo está convencido de que es hora de no esconder la ideología que profesan, tanto él, como los que le han puesto ahí.
    El fascismo y el nazismo ucraniano incrustado en el poder institucional está tan envalentonado que ha perdido las pocas vergüenzas que aún mantenían cuando negaban su posicionamiento ideológico. Están convencidos de que tienen agarrada a la OTAN de sus partes más íntimas, porque saben que esta organización les necesita para intentar doblegar a Rusia. Lo saben porque llevan trabajando con la OTAN, la CIA, y con la mayoría de los Servicios de Inteligencia europeos desde bien acabada la II Guerra Mundial. En una palabra, estos son sus hijos y sus nietos los que se sientan ahora en Kiev a las órdenes de EE.UU., defendiendo los intereses, sobretodo, de estos últimos.
    El error que están cometiendo no es algo nuevo para los políticos europeos que, son perfectamente conocedores de las andanzas de estos fantoches, sino que este tipo de bravatas y explícitas declaraciones les acredita como nazi-fascistas ante la opinión pública. Este elemento acreditativo de que el Nazi-Fascismo está bien instalado en Ucrania redundará en un cambio en la actitud en la ciudadanía europea, comenzando a entender mejor las razones por las que Rusia se ha visto obligada a intervenir militarmente para desnazificar y desmilitarizar Ucraina.
    El pueblo ruso conoce muy bien los peligros de estos fantoches, y saben que son ayudados y financiados por Occidente, porque fueron los soviéticos quienes más ciudadanos perdieron (26 millones) en la guerra contra la barbarie. Para Rusia esto no es un juego y lo lamentable es que tampoco debiera serlo para la ciudadanía europea. Salud y República.

Los comentarios están desactivados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo