Prostitución: ¿abolición o regulación?

De manera indesmayable, suele decirse -y se conviene en decir- que, ya que resulta imposible erradicar la prostitución, su abolición, pues de inmediato surge por doquier, regulémosla. También se oye decir, audazmente, que si alguien decide ejercer la prostitución libre y voluntariamente, nadie es quien para coartar esa libertad.

Se comulgue o no con ese entimema, importa decir dos cosas o principios básicos: en primer lugar, los seres humanos no pueden ser considerados y tratados como mercancías. En segundo lugar, la utilización del propio cuerpo para la prestación de servicios sexuales, económicamente retribuidos, no es un trabajo.

Podríamos añadir un tercero: las relaciones sexuales entre seres humanos, en una sociedad emancipada, deben ser libres, mutuamente consentidas y desarrolladas en condiciones de igualdad.

Que se erradique o se regule, no cambiará la esencia de estos dos postulados.

comentarios

  1. Las personas son tratadas como mercancías por el capitalismo en todos los trabajos. El propio cuerpo se utiliza en todos los trabajos, solo varía el órgano que se usa en cada caso. Un pianista, un peluquero o un masajista utiliza unos órganos de su cuerpo para realizar su trabajo y en el trabajo sexual se usan otros órganos. Establecer diferencias entre unos y otros solo es posible haciendo juicios morales desde el supremacismo de quien se cree en el derecho de establecer qué actividades son dignas y cuales no para el resto de personas.

    Me sorprende esta posición en este medio, con el que suelo compartir la práctica totalidad de lo que publica, en lugar de alinearse con los sindicatos y activistas del sexo para dignificar ese trabajo y sacarlo de la sordidez aún mayor en la que lo va a sumergir la iniciativa del PSOE y el PP. https://www.elmundo.es/opinion/editorial/2022/06/09/62a0d8c8fdddffd3a38b4636.html

    1. Totalmente de acuerdo en todo, inclusive en la decepción de este medio en este tema, ya que mpr21 se caracteriza por abogar por la libertad con mayúsculas sin juicios moralinos obsoletos.

    2. Discrepo contigo, Paco Sanchez. La razon, esta Al principio de tu argumentacion: ningun ser humano debe ser tratado como una mercancia. Por lo tanto, la clase obrera debe aspirar a la abolicion del trabajo asalariado en regimen de explotacion capitalista.
      El fenomeno de la prostitucion tiene elementos que lo diferencia del trabajo asalariado:
      Es un fenomeno precapitalista, que ya existia en las sociedades esclavistas y feudales. No se vende fuerza de trabajo a un segundo el cual va a apropiarse del plustrabajo, sino que lo que se vende es el cuerpo mismo, convertido en objeto de consumo.
      En el caso del trabajo asalariado, el par lo forman un miembro que da dinero a cambio de sexo, y otro miembro que da sexo a cambio de dinero, y por lo tanto, no hay plustrabajo: esto explica su existencia precapitalista. Su inexistencia anterior a la division en clases sociales, se debe a la falta de Los elementos necesarios para producirse: una clase sin acceso a la produccion, y otra con un exceso de acceso a la produccion, que puede usar como Moneda de cambio: ahi se da el intercambio sexo por dinero y dinero por sexo. La forma de cortar esta aberracion es mediante un regimen de produccion socialista pleno, que satisfaga Los medios de subsistencia y la participacion en la produccion. Entonces, la prostitucion desaparecera como un azucarillo en el agua.
      Por otro lado, la prostitucion no es venta de fuerza de trabajo a un segundo que extrae plusvalia durante un proceso de produccion socializada y organizada.
      La diferencia, es abismal. Carlos Marx, explica el por que en El Capital cuando habla de la cooperation en el trabajo.
      Es en el salto Al trabajo organizado en talleres y fabricas, donde, por la propia naturaleza social del ser humano, y del proceso productivo en un grado de socializacion mas alto que el del taller gremial, aflora todo lo mejor del ser humano: transferencia espontanea de conocimientos, coordination, emulacion, sana competencia, direccion adecuada. Esto es lo que capacita Al obrero para sustituir Al burgues como sucesor en la direccion de la humanidad.
      En el caso de la prostitucion, ni si quiera hay produccion, y no pueden aflorar Los fenomeno descritos por Carlos Marx en su capitulo «cooperacion en el trabajo», porque no hay ninguna coordination. Se trata de un fenomeno asqueroso, en el cual, de Los dos pares, uno da dinero para usar Al otro como objeto, y el otro se da como objeto para sacarte el dinero al otro, y porque Las condiciones sociales lamentables dadas, no le dejan otra opcion a uno de Los pares. Esa forma de ganarse la vida, no lleva a ningun tipo de organizacion social, sino a una subsistencia anarquica, que ademas destruye el cuerpo a marchas mas forzados que la mineria.
      En tercer Lugar, hay otra diferencia, ma’s importante que Las otras dos. A saber:
      En la prostitucion, no se produce plus trabajo ABSOLUTO. por con siguiente, queda atrapada en un circulo vicioso el par, del cual es imposible salir. En el caso del trabajo asalariado en regimen de produccion capitalista, se produce plustrabajo absoluto. Todo plustrabajo absoluto, se transforma en plustrabajo relativo, revolucionando la produccion. Por ello, el trabajo asalariado, lleva dentro de si, la semilla que destruir a el sistema capitalista.
      Todo plustrabajo absoluto se convierte en plustrabajo relativo, y todo plustrabajo relativo se convierte en plustrabajo absoluto.
      La Primera vez que lei el capitulo, no entendi aquella frase con la que Marx lo remataba. La segunda, me Di cuenta de que habia resumido todo el capitulo en una frase. La tercera, se me antojo que, todo el libro, esta resumido en aquella frase. Tenia un profesor en el instituto que decia que Marx era espeso, pero creo que mas bien, los que esta Amos espesos eramos nosotros.

    3. Hombre, Paco, hay órganos y órganos. No reaccionaria igual si alguien me da una palmada en la espalda que si alguien me manosea el paquete. Quiero decir que la sexualidad juega en otra liga y que no es lo mismo fregar escaleras que dejarse penetrar. Si no entendemos ésto, apaga y vámonos. La libertad de convertirse uno mismo en mercancía, no es libertad.

    4. Toda la razón. Después de aguantar la ética hipócrita del colegio, la iglesia, el OPUS DEI etc en tiempos de Franco, tenemos que aguantar ahora argumentos que no son más que moralina de lo más hipócrita por parte de quienes se dicen progresistas los más ‘moderados’ y de izquierdas los que en casa no les dejan ser marxistas.

  2. En efecto, has dado en el clavo. Bajo un estado socialista que protea a la clase obrera y garantice la subsistencia y la participacion en la produccion, a ver quien se iba a ver forzado a prostituirse o vender a un segundo su fuerza de trabajo.
    La burguesia de este final de capitalismo agonizante cada vez maneja menos recursos, y precisa de una vida mas austera como pagadora de salarios, y de rascar dinero de donde Sea, como mantenedora de su propio estado burgues. Por eso si moralidad oscila entre una regulacion tributada y la mera prohibicion, mas en la linea de una vida austera sin tabaco duchas diarias ni otro genero de gastos superfluos.
    Notese que la dificultad en cubrir puestos de trabajo, que Los repipis han traducido del ingles como gran renuncia, revela que el precio de la mano de obra, como el de cualquier otra mercancia, ha subido. Que no lo pague la burguesia no es porque no se quieran bajar del burro, como se imaginan ellos, sino porque la capacidad de compra en General, y en particular de compra de fuerza de trabajo, ha mermado; prueba de ello es que no logra reunir en muchos casos Los elementos necesarios para continuar con el proceso productivo, que es lo que explica esta falta de produccion y, tras el reparto de menos produccion entre el mismo dinero que circula, inflacion.
    La prostitucion, hasta que la clase obrera dirija y se lleve por delante este estado fascista de mierda, oscilara entre la gran cantidad de gente que se Vera forzada a prostituirse cuando ya no pueda vender fuerza de trabajo y le quede solo su propio cuerpo para vender, y la misma perdida de valor del dinero, que cada vez sera mas incapaz de pagarla.
    Sin ser trabajo asalariado en regimen de expropiacion capitalista, la prostitucion, fenomeno precapitalista como la usura,
    Siempre tuvo algo de consumo desproporcionado de una fraccion de vida human, muy superior en una jornada a un dia de existencia human,
    Al igual que el caso de Los pescadores de percebes, de Los cuales, no todos regresan, consumiendose asi, de promedio, mucha mas vida humans en un dia de trabajo, o el caso de Los trabajos que conllevan carcel, como la vents de drogas, que tiene que incluir, no solo el dia de trabajo sino Los de carcel necesarios para, de promedio, producir se. En el caso de la prostitucion, el consumo, en un dia, de vida humana, es muy superior Al que se produciria en condiciones normales, entre otras razones por Las enfermedades, la mala vida y condiciones de vida pesimas que implica y el desamparo Al que lleva llegado a una cierra edad. De ahi lo relativamente alto, en su apariencia, de su remuneracion, que, si examinamos la cantidad de vida humana que consume, realmente esta muy mal retribuida: ello explica porque es una clase social la que se prostituye y otra clase social la que «paga».
    En definitiva, que la madre Rusia resquebraje la vieja hegemonic de Las potencias Occidentales y acelere su descalabro, esta muy bien, pero lo que necesitamos la clase obrera es cepillarnos este estado fascista, sustituirlo por uno que nos protea e Imponer el socialismo por la fuerza, especialmente a todos Los gandules que no han dado un palo Al agua y a todos Los parasitos que viven de Los demas: a ellos les vamos a hacer un favor dandole una vida que merezca la pena, aunque aun no lo saben, y no diga os a Los que viven pisoteados para mantener Los.
    :

  3. Por otro lado, no van por ahi Los tiros. La burguesia necesita bajar Los salarios para compensar la tendencial a la baja de la tasa de ganancia. El salario, (el precio del trabajo asalariado) es el coste, promedio, del sustento y reproduccion del trabajador asalariado.
    Bajarlo exige rebajar el nivel de vida promedio en la sociedad.
    Si les parece excesivo ir de viaje, fumar o comerse un filete con patatas, no digamos irse de puta o meterse «todo por la napia».
    El que quiera adornarlo como preocupacion por la dignidad de Las personas o por motivos nazi-sanitarios, que lo haga, pero lo demostrado hasta la fecha es que la burguesia solo se preocupa por si misma y Los demas les importa os una mierda.

  4. Francisco Palma Gómez, yo también discrepo de su argumentación, por inexacta y errónea. Aunque coincida en que ningún ser humano, ni siquiera ninguna otra especia del reino animal, deba ser tratado como mercancía, sorprende que los que apoyan las estructuras de opresión en otros ámbitos laborales, en cambió renieguen de la opresión en este ámbito, algo que no se sostiene sin los elementos morales a los que aludía. Nada tengo en contra de la abolición del trabajo asalariado en régimen de explotación capitalista. En ese sentido jamás apoyaría el trabajo sexual de una persona como asalariada de un tercero, ni el proxenetismo. Pero no se sostiene prohibir la libre elección de un hombre o mujer de intercambiar sexo por cualquier otro bien. Es un acuerdo entre partes en igualdad de condiciones. Nadie impone nada. Nadie explota a nadie. Ahí no se sostiene lo del cuerpo convertido en objeto de consumo, más de lo que se sostendría para los modelos de pasarela, los trapecistas, los deportistas o cualquiera que trabaje con su cuerpo o determinadas partes de su cuerpo.

    Estoy totalmente de acuerdo en que es un fenómeno precapitalista, porque, en efecto, nada tiene que ver con los modelos sociales y económicos imperantes en cada época histórica. Tal es así, que es un fenómeno presente en la naturaleza y en reino animal. Por tanto, la afirmación de que la prostitución desaparecería como un azucarillo en el agua en un régimen de producción socialista pleno no se sostiene. Entre los primates es habitual que las hembras ofrezcan favores sexuales a cambio de comida. En las cabras es al revés, la hembra proporciona comida al macho, a cambio de servicios sexuales. En estos casos, no existen estructuras económicas capitalistas opresivas.

    Por eso sostengo que el intercambio de favores sexuales a cambio de otros servicios, nada tiene que vez con el marxismo ni el capitalismo, ni con las estructuras de trabajo ni la apropiación de plusvalías… Son acuerdos libres entre personas libres. No es más que un trueque, sea por otros servicios, por cosas o por dinero.

    Me sorprende también que nadie de los que defienden y apoyan las leyes abolicionistas, jamás hayan escuchado (y se niegan a hacerlo) a las personas que se prostituyen. Ni quieren sentarse con los sindicatos y asociaciones en las que se organizan. Tampoco quieren saber nada de los números trabajos de campo realizado por numerosos expertos donde tiran por tierra todos los argumentos del abolicionismo, como la antropóloga Carmen Meneses o la socióloga Estefanía Acién. Llama la atención que cuando se reunió la ponencia mixta Congreso-Senado, no quisieran escuchar a ninguno de estos colectivos ni expertos. Solo aquellos que apoyaban sus tesis.

    Y en el plano de la realidad, donde termina el feminismo de salón, todos sabemos que el abolicionismo (punitivismo más bien) lo único que va a provocar es una situación de mayor peligrosidad y violencia hacia estas personas, y que no es la peor la de los clientes. Es mucho más grave la violencia y la criminalización por parte de la policía y el estigma y la violencia verbal del propio vecindario. Como dice la diputada de la Cup, Mireia Vehí, no se sostiene hablar de abolicionismo de la prostitución sin abolir antes la ley de extranjería o sin implantar soluciones habitacionales dignas y una renta básica universal.

  5. Paco Sánchez, la decisión de prostituirse no es en absoluto libre, como tampoco lo es la de vender la fuerza de trabajo a otra persona. Ambos fenómenos se dan en la sociedad capitalista debido a la acumulación primigenia: la creación de una masa de desheredados incapaces de producir medios de subsistencia, los cuales sólo pueden acceder a los mismos vendiendo su fuerza de trabajo.
    En su génesis, el capitalismo destruye las relaciones feudales y separa al campesino de la producción agrícola para el autoconsumo, creando una masa de población desamparada a la que no le queda otra que vender su fuerza de trabajo para poder acceder a los medios de subsistencia que debe pagar a un tercero. Es lo que describe Carlos Marx en el capítulo dedicado, precisamente, a la acumulación primigenia.
    Lo primero que hace la burguesía francesa al tomar el poder, es expropiar a la iglesia católica, propietaria del 10% del suelo cultivable, subastar sus bienes. De esa manera se crea una masa de desheredados. Lo segundo que hace, bajo la dictadura de Napoleón, es proteger la propiedad del suelo a la antigua aristocracia, que más interesada en movimientos de compra-venta, explotación maderera, caza o simple arriendo a inversores capitalistas del sector agropecuario, refuerza el fenómeno de la acumulación primigenia.
    El lema: «el que no trabaja no come» describe una coacción. La ideología burguesa la concibe como una elección libre porque para ella sí lo es, dado que el estado burgués garantiza su libertad para comprar fuerza de trabajo o incluso el mismo cuerpo humano en fenómenos como la prostitución o la «gestación subrogada». El proletariado concibe dicha relación como libre, porque la ideología burguesa es la ideología dominante en la sociedad burguesa.
    La prueba de que la acumulación primigenia crea las condiciones propicias para que se produzca la prostitución, la tienes en el hecho de que en las sociedades primitivas, no existe la prostitución: la inexistencia del par de contrarios poseedores/desposeídos, por lo primitivo del desarrollo de las fuerzas productivas, lo impide. Sin ese par de contrarios, no se da la prostitución, que no es libertad, sino sometimiento.
    Con respecto al reino animal, considerar que existe la prostitución, es imposible, pues tienen uno de los elementos del intercambio, el sexo, pero no el otro, el dinero. Es una idea tan descabellada que sólo puede haber surgido de una universidad burguesa. Lo que se da entre los primates es una duplicación de funciones de ciertos órganos, que conservan su función primitiva y añaden una segunda: la de la mano motora/prensil, la de la laringe reguladora de la ingesta de líquido/comunicativa y la de la cebolleta reproductiva/socializadora. Por encima de eso, los animales con comportamiento social lo que hacen respecto de la ingesta de alimentos es priorizar los individuos que más la necesitan por diferentes motivos, como el de las madres lactantes, los machos que desempeñan una función defensiva esencial, las hembras que precisan acumular grasa para el proceso de gestación, las crías que precisan un desarrollo correcto, etc.
    Sin ir más lejos, el otro día una mujer no sólo me destrozó la cebolleta, sino que preparó comida rica y me invitó a comer en el I Go pasta de Usera; pero eso no es prostitución, es una operación sexual especial.

  6. Francisco Palma, si usted se arroga el derecho a entrar en la mente de los demás y determinar en su nombre que actos son libres y voluntarios y cuales no, pues no hay mucho más que debatir. Solo reiterar, como ya he dicho, que el trueque o intercambio, de cosas, bienes y servicios entre individuos es algo que se da en todo el reino animal, no solo en los humanos, y nada tiene que ver con estructuras sociales ni económicas. Qué tendrá que ver que un chimpancé le ofrezca a otro sexo a cambio de que lo desparasite o de que le dé comida con el capitalismo.

    1. Mateo 13-12:

      Al que tiene, se le dara mas y tendra en abundancia, pero Al que no tiene, aun lo que tiene le sera quitado

  7. Cuba debería erigir un monumento a las jineteras que en lo peor del bloqueo fueron las que más divisas aportaban al país. Por el contrario, callan y denigran a las prostitutas como en cualquier país capitalista. Por supuesto que la prostitución en fruto de la explotación, así como todos los tipos de tráfico y contrabandismo. Pero dejen de machacar a las prostitutas con sus leyes represivas e hipócritas. En esta hecatombe capitalista es el único medio de vida de más mujeres de lo que sus puritanas e hipócritas mentes sospechan. Sobre todo cuando la pornografía está perfectamente legalizada y vehículada masivamente entre la población. La pornografía también es prostitución. Hipócritas. En China no hay pornografia ni prostitución. Y el país es un puro infierno sin libertad ninguna y con unos niveles infernales de explotación.

  8. Yoni Reinón, muy cierto lo que dice de Cuba. El gobierno cubano no debería tratar de forma denigrante y represiva a las jineteras y jineteros, que también los hay, y no es una cifra menor. No solo por una cuestión interesada de su contribución a la entrada de divisas (que es cierto), sino también por una cuestión de dignidad y derechos. Lo de que la prostitución es fruto de la explotación puedo compartirlo solo si hablamos de empresarios del sexo y proxenetas. Cuando es la persona que se prostituye la que de forma autónoma gestiona sus encuentros, para nada hay explotación. Al contrario, todo ocurre en un plano de igualdad, a menos que tengamos el prejuicio de creer que el que ofrece dinero a cambio de sexo está en un plano de superioridad y control sobre quien ofrece sexo a cambio de dinero, algo que no se corresponde en absoluto con la realidad. Si nos molestáramos en escuchar a las activistas y trabajadoras del sexo, podríamos comprobar que te cuentan que con ese trabajo se sienten empoderadas, liberadas, que sienten que ellas tienen el control y la capacidad de decidir y elegir. Así se sienten ellas, nada que ver con la visión que se intenta transmitir.

    También podría compartir que la prostitución es fruto de la explotación, si se refiere a que hay personas que se ven obligadas a entrar en el mundo de la prostitución, porque el sistema capitalista, explotador y opresivo las ha marginado y excluido y no le ha ofrecido otras salidas, condenándoles a la pobreza. Pero eso se puede predicar de otras muchas cosas. También se podría decir que los robos y hurtos para sobrevivir son fruto de la explotación; o que los suicidios son fruto de la explotación, o que las enfermedades, sobre todo las mentales, son fruto de la explotación… Eso puede ser compartido, pero lo cierto es que, dentro del margen que este sistema nos permite, la decisión de una persona mayor de edad, tomada libremente y sin coacciones de intercambiar servicios sexuales por dinero o por cualquier otra contraprestración, no solo no debe ser criminalizada, sino que debe ser respetada, amparada y regulada por el Estado. Además, hay otros muchos casos donde el «sistema» no ha sido tan cruel con una persona, a la hora de ofrecerle salidas dignas, y por comodidad, han elegido ese trabajo, que le permite más «calidad» de vida con una menor inversión de tiempo.

  9. La miseria genera prostitución en algunas personas. El matrimonio por dote ,dinero ,cabras o estatus es una forma de prostitución que se puede dar entre una pastora congoleña o en la casa real española.
    El socialismo sí soluciona este fenómeno en su mayor porcentaje. Cuba ,país bloqueado , no padeció la lacra de la prostitución y el jineterismo hasta el periodo especial luego del derrumbe del campo socialista .
    Aunque la depravación, el vicio y el sexo y la pornografía hayan penetrado nuestra mente a causa de este sistema capitalista que nos aliena, y nos hace espectadores y consumidores, no podemos pretender argumentar a favor de la prostitución para justificarnos porque esta se da en una situación de desigualdad entre la que la ejerce y el que paga. Sabemos que no está bien , lo hacemos igual y pretendemos buscar excusas filosóficas.

    1. Cierto es. Pero lo que no es de recibo es que los mismos politicos que la censuran son los que fomentan, por activa o pasiva, el empobrecimiento de la mujer y por tanto su necesidad. Y no es tan extraño, o decision individualísima, que la mujer entre en la prostitucion una vez que le ha sobrevenido la pobreza.

    2. Sí, muchas divagaciones, pero nadie responde la pregunta del millón, si no es recurriendo a la moral. Y la pregunta es: ¿Qué hacemos, cuando una mujer o un hombre, mayores de edad, en plenitud de sus facultades mentales, decide libremente intercambiar servicios sexuales por dinero? Y esto puede suceder en el capitalismo más salvaje y en la Cuba idilica anterior al periodo especial, en la que también existia la prostitución. La protistución tiene multiples razones, aunque la más numerosa esté ligada estrechamente a la pobreza o la escasez de recursos, y queremos meterla toda en el mismo saco.

      1. Hay dos actores implicados en el acto. Por lo tanto, hay dos puntos de vista antagónicos.

        La burguesía enfrenta el problema desde el punto de vista del comprador, que puede intercambiar dinero por cualesquiera productos se le ofrecen en el mercado capitalista: desde una tostadora o un litro de gasolina hasta trabajo asalariado, o incluso, por qué no, el mismo cuerpo humano: sexo, un hígado, un vientre de alquiler, un óvulo etc.

        Para el lumpenproletariado, se trata de un problema de supervivencia: si no tiene fuerza de trabajo que vender, sólo le queda vender su propio cuerpo como mercancía para obtener dinero y pagar la subsistencia.

        Hay que sustituir la economía capitalista por una economía socialista planificada, que de a la totalidad de la población trabajo socialista, alimentos sanos, deporte, educación, cultura, vivienda, disciplina, etc, mediante un sistema de producción y distribución potente.

        Antes de eso, no puedes reprimir a quien se prostituye, pues no es una acción libre, según la teoría de la acumulación primigenia de Carlos Marx: «El Capital Libro I Capítulo XXIV La llamada acumulación originaria» 1867.

        Después de alcanzada la economía socialista plenamente, las autoridades socialistas abolirán (y reprimirán) de seguro cualquier forma económica pre-socialista: trabajo asalariado en régimen de explotación capitalista, trabajo servil doméstico; y no digamos ya las actividades económicas pre-capitalistas que han sobrevivido en el seno de la sociedad capitalista: usura, renta del suelo, prostitución, compra-ventas.

        En ese caso, francamente, no me gustaría estar en el pellejo de ninguno de los dos, porque a uno le van a demostrar que en la sociedad socialista no es lícito comprar cualquier tipo de «producto», y al otro/a le van a demostrar que en la sociedad socialista no es posible cualquier otra forma económica que se salga de la economía socialista planificada.

        Por tanto, la respuesta a tu pregunta, es que mejor les metemos a los dos en una máquina del tiempo y les mandamos al Manchester de 1830 por su propia seguridad, pero como somos Hegelianos, vamos a hacer un cambio de contrarios: a uno le vamos a poner en una situación imposible, donde su única salida para sobrevivir sea poner el ojete para obtener la subsistencia, y a la otra la enviamos al cielo para que reine sobre los ángeles.

        Al final, todo se reduce a una sucesión de sistemas económicos, donde uno sustituye a otro anterior que queda desfasado, hasta que corre la misma suerte. Es la historia de la humanidad. El sistema de producción por castas celta fue liquidado por los romanos, que lo sustituyeron por el sistema esclavista. El sistema esclavista fue sustituido por el sistema feudal. Cuando llegan los normandos a Inglaterra terminan de abolir completamente la esclavitud (residual): a partir de ahí no es lícito comprar ni vender personas. La burguesía liquida el trabajo servil y lo sustituye por el trabajo asalariado en régimen de explotación capitalista: a partir de ahí no es lícito tener siervos, sólo comprar y vender fuerza de trabajo.
        El mismo destino correrá el trabajo asalariado cuando se implemente la producción socialista planificada, y no será lícito comprar ni vender fuerza de trabajo.
        La libertad es la conciencia de la necesidad, pero si a alguien se le olvida qué es lo que se necesita, se lo van a recordar seguro.

Los comentarios están desactivados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo