Los nuevos misiles norcoreanos son capaces de alcanzar Tokyo sin ser detectados

El ensayo de un nuevo misil de crucero por parte de Corea del Norte supone un paso importante en el fortalecimiento de su capacidad de defensa. El lanzamiento ha sorprendido a Estados Unidos y a sus aliados del Extremo Oriente, sobre todo a Japón. El alcance de ejército norcoreano sobrepasa al sur de la península de Corea y puede alcanzar a Tokyo.

El nuevo misil es capaz de volar a muy baja altura y eliminar un objetivo a 1.500 kilómetros de distancia o, en otras palabras, queda fuera del alcance de las defensas antiaéreas japonesas.

Las declaraciones de los militares japoneses reflejan claramente la confusión. El antiguo comandante de la Fuerza de Autodefensa Aérea de Japón, Toshimichi Nagaiwa, dijo que “a diferencia de los misiles balísticos, hay muy poca información sobre los misiles de crucero de Corea del Norte, lo que dificulta su evaluación”.

El representante especial de Estados Unidos para Corea, Sung Kim, ha tenido que viajar a Tokio para aclarar el nuevo panorama, mientras las negociaciones sobre la desnuclearización de la península coreana siguen estancadas.

Estados Unidos tiene que mover ficha. En mayo Biden nombró a Sung Kim para el cargo y en agosto ya tuvo que viajar a Seúl y no se trata de visitas rutinarias. En las conversaciones participaron, además de Sung Kim, el director del Departamento de Asia y Oceanía del Ministerio de Asuntos Exteriores japonés, Takeshiro Funakoshi, y el representante especial de Corea del Sur para la paz y la seguridad en la península coreana, Noh Kyu-duk.

Según el comunicado oficial, “los misiles de crucero de largo alcance volaron durante 7.580 segundos sobre el territorio y las aguas territoriales de Corea del Norte y alcanzaron los objetivos a una distancia de 1.500 kilómetros”, sabiendo que “las pruebas de los componentes del misil, los motores, los sistemas de control y guía y la potencia de la ojiva fueron un éxito” y que la construcción de un “arma estratégica de importancia crucial lleva dos años”.

Las últimas pruebas balísticas fueron realizadas por Corea del norte a finales de marzo, con el lanzamiento de dos misiles de crucero de corto alcance al Mar Amarillo y dos misiles al Mar de Japón.

El comunicado del Mando Indo-Pacífico del ejército estadounidense señala que los nuevos ensayos norcoreanos reflejan que Pyongyang se ha centrado en la expansión de su programa de defensa. “Seguimos reforzando las medidas contra las diversas amenazas aéreas, la capacidad defensiva y la defensa aérea”, dijo el Pentágono.

Por su parte, Seúl llamó la atención sobre la falta de mecanismos para presionar a Pyongyang para que detenga los programas de construcción de nuevos misiles de crucero, dado que los lanzamientos del 11 y 12 de septiembre no violaron la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

“El Consejo de Seguridad no ha impuesto ninguna restricción al desarrollo o las pruebas de misiles de crucero en Corea del Norte, que suponen un riesgo menor que los misiles balísticos capaces de transportar cabezas nucleares, especialmente sobre el océano”, según una fuente militar de Seúl.

A diferencia de los misiles balísticos, los misiles crucero norcoreanos no son objeto de sanciones internacionales de la ONU.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: