Los críticos hacia las vacunas están mejor informados que los sumisos

En Alemania alrededor de un 70 por cien de la población está vacunada y el 30 por cien no lo está. Entre los vacunados, alrededor del 40 por cien no lo hizo porque creyera en las bonadades sanitarias de las inoculaciones, sino porque se vio obligado a hacerlo para poder trabajar y moverse libremente.

Los que no están vacunados no sólo están mejor informados, sino que nunca se convencerán de vacunarse, según la profesora alemana Ulrike Guerot, de la Universidad de Bonn (1). Es coautora de un manifiesto que pretende acabar con la discriminación de las personas no vacunadas (2).

La vacunación obligatoria se está introduciendo en Alemania y Austria a través de la puerta trasera, permitiendo que sólo los vacunados y curados participen en la sociedad.

“La pandemia ha dividido absolutamente a la sociedad, hay un proceso de clasificación: sólo invitas a tu casa a comer espaguetis y vino a personas que están en la misma longitud de onda con respecto al coronavirus. De hecho, ya no tengo ningún amigo de la política de covid Cero, pero sí me rodeo de mucha gente que, como yo, es crítica con las medidas”, dice Guerot.

“Especialmente en público, ya no tenemos discusiones sobre los hechos en absoluto. La denigración de los pensadores laterales, personas que deberían ser realmente bienvenidas en una democracia, ha hecho que nadie se atreva a hablar como crítico de la política del coronavirus. El resultado ha sido un techo de opinión completamente cerrado: las medidas son buenas, y quien se oponga a ellas es un ‘negacionista’ y, además, de derechas. Es una evolución muy peligrosa”, afirma Guerot.

“Desde el comienzo de la pandemia, el enfoque se ha desplazado cada vez más. Al principio se trataba de proteger a los grupos de riesgo, ahora se crean instrumentos de control para excluir de la vida pública a las personas no vacunadas. ¿Quién garantiza que esto se acabará cuando se haya eliminado el peligro?”

“Cuando los políticos me piden que me vacune y, por lo tanto, que lleve un pasaporte digital de vacunación en los espacios públicos, me gustaría que me aclararan previamente las siguientes preguntas, por las que personalmente me juego mi disposición a vacunarme y a ser titular del pasaporte sanitario: ¿Cuáles son los criterios para acabar con la emergencia epidémica? Y lo que es más importante: ¿se acabará la regla 2-G [vacunados o curados] cuando se acabe o se controle el coronavirus, no se pueda informar del colapso hospitalario, no se pueda registrar un exceso de mortalidad relacionado con el coronavirus?”

“¿O se mantendrá el pasaporte digital? ¿Hay una siguiente fase? ¿Recogerá pronto otros datos que limitarán mi participación en la sociedad? ¿Se documentarán también otras vacunas en el futuro, o se puede ir al cine con la gripe pero no con el coronavirus? ¿Me indicará pronto si tengo una temperatura ligeramente elevada, herpes…?”

(1) https://www.welt.de/kultur/plus233072471/Corona-Massnahmen-Wer-garantiert-ein-Ende-der-Ueberwachung.html
(2) https://www.coronaaussoehnung.org

comentarios

  1. Y no sólo mejor informados, sino libres de patologías mentales y físicas que se derivan de toda esta devastadora mentira. Porque no lo olvidemos, a quien van a joder bien es todos los sumisos tragacionistas (la inmensa mayoría) que verán como crecerán las dosis, los daños y las desgraciadas muertes, amén de las medidas irracionales que vinieron para no irse jamás. Son como clientes «fidelizados» para toda la vida de la industria médica farmacéutica. Y el beneficio vendrá de ese inmenso sector sumiso y obediente. ¿Y los críticos? Pues serán útiles al poder económico en el sentido de que la ira y el odio de los tragacionistas se desviará hacia ellos en vez de a quien los envenena.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: