Los ancianos también fallecieron por abandono en los asilos británicos, según Amnistía Internacional

Ayer Amnistía Internacional denunció la vulneración sistemática de los derechos fundamentales de miles de ancianos en los asilos de Reino Unido durante los primeros meses de la pandemia y exigió “una investigación completa, pública e independiente” para aclarar lo sucedido.

El informe pide también poner fin a las limitaciones a las visitas y explica que una serie de errores provocó que en los primeros momentos de la pandemia se abandonara a estas personas a su suerte en residencias de la tercera edad.

Entre otros fallos, critica que se tomó la decisión de trasladar a miles de pacientes de hospitales a residencias de la tercera edad sin someterlos a pruebas de diagnóstico y que se impusieron órdenes generales de no reanimar a estos pacientes. Entre marzo y junio, las residencias registraron un exceso de mortalidad de 28.186 muertes, con la confirmación de más de 18.500 fallecimientos por coronavirus en estos centros durante ese periodo.

Directores y trabajadores describieron a Amnistía Internacional un “colapso total” de los sistemas durante las primeras seis semanas de respuesta a la pandemia, con esperas para recibir instrucciones, carencia de equipos de protección individual y falta de acceso a pruebas de diagnóstico.

Según la organización, esta situación se complicó porque, “de manera increíble”, el 17 de marzo el Gobierno ordenó trasladar a 25.000 pacientes de hospitales a residencias de la tercera edad, incluidas personas infectadas por coronavirus o sospechosas de estarlo .

El 2 de abril, el mismo día en que la Organización Mundial de la Salud confirmó la existencia de casos de transmisión presintomática de coronavirus, el gobierno insistió en que “no se necesitaban pruebas de resultado negativo para ingresar a personas en residencias o trasladarlas allí” desde hospitales. De hecho, varios responsables de residencias contaron a Amnistía Internacional que no habían tenido casos de coronavirus en sus centros hasta que recibieron pacientes desde los hospitales.

Para Kate Allen, directora de Amnistía Internacional en Reino Unido, “la demoledora cifra de muertes fue totalmente evitable. Es un escándalo de proporciones monumentales”.

“Cuando el país se enfrenta a una segunda ola de coronavirus, urge llevar a cabo una investigación completa, pública e independiente sobre el escándalo de las residencias de mayores, para aprender de la experiencia y proteger a la población residente de estos centros antes de que se pierdan más vidas”, reclamó. Por ello, Amnistía Internacional ha lanzado una campaña para pedir la apertura inmediata de dicha investigación.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-s/mostrar/382079/amnistia-denuncia-fallos-abandono-miles-personas-residencias-mayores-reino-unido-durante-primeros-meses-pandemia

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: