La OTAN busca reforzar la alianza militar entre las grandes potencias para desafiar a China

Recientemente la OTAN ha publicado un informe político en el que selecciona dos enemigos principales que, como han adivinado, son Rusia y China (1).

El Secretario General de la alianza imperialista, Jens Stoltenberg, dijo que China es un reto creciente y que “para proteger a Europa, necesitamos el vínculo transatlántico, necesitamos a Norteamérica, Estados Unidos y Canadá… todos nos damos cuenta de que el equilibrio de poder mundial está cambiando fundamentalmente”. El ascenso de China está cambiando “el entorno de seguridad al que nos enfrentamos”.

El gobierno chino está “invirtiendo mucho en nuevas capacidades, incluyendo armas nucleares, misiles y nuevas tecnologías” (2), añadió Stoltenberg.

A la OTAN ya no le basta Rusia, su enemigo tradicional desde que se fundó.

Stoltenberg calla que Estados Unidos gastan más en sus fuerzas militares que China, India, Rusia, Arabia Saudita, Francia, Alemania, Reino Unido, Japón, Corea del Sur y Brasil juntos (3).

A fecha de hoy no hay nadie en el mundo que puede hacer sombra a Estados Unidos en el terreno militar. El Anuario publicado este año por el Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI) afirma que Estados Unidos tiene desplegadas 1.750 ojivas nucleares y que el año pasado pusieron fin a la práctica de revelar públicamente el tamaño de su arsenal, estimado en unas 4.050 ojivas (4).

El SIPRI también señala que “China mantiene un arsenal total estimado de unas 260 ojivas nucleares, cifra que se ha mantenido relativamente estable pero que aumenta lentamente” (5).

Un doberman como Stoltenberg se niega a reconocer que, en caso de guerra, Estados Unidos podrían reducir a China en un desierto radiactivo. De cualquier manera que se quiera medir el tamaño de China (militar, económico, tecnológico), la OTAN es muy superior.

Cabe añadir una cuestión fundamental para entender el balance de situación: ningún miembro de la OTAN, ni siquiera Estados Unidos, puede lidiar con China de manera aislada. Hace falta mantener la alianza militar y, por lo tanto, Estados Unidos tiene que hacer concesiones, que es lo que no ha ocurrido en etapa de Trump.

De ahí que Stoltenberg quiera extender la OTAN con nuevos aliados repartidos por todo el mundo y ha mencionado expresamente a Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda.

El imperialismo pretende crear una “comunidad de democracias afines”, opuestas al gobierno de Pekín. En agosto el Secretario de Estado de Estados Unidos, Pompeo, dijo que “lo que está sucediendo ahora no es la Guerra Fría 2.0. De alguna manera el desafío de resistir la amenaza del Partido Comunista Chino es aún peor” (6).

El 4 de diciembre el Director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, John Ratcliffe, repitió que China es “la mayor amenaza para la democracia y la libertad” desde la Segunda Guerra Mundial. El Ejército Rojo no sólo llevó a cabo una guerra antimperialista contra Japón de 1931 a 1945, sino que se enfrentó abiertamente a Estados Unidos en la Guerra de Corea.

La lección es muy amarga y el imperialismo también tiene muy claro que no está ahora en mejores condiciones de derrotar a China que en los años cuarenta o en los cincuenta. Más bien al contrario. En 70 años el país asiático ha pasado de ser un territorio colonial al primer plano de la política mundial.

La Guerra contra Japón costó a China unos 35 millones millones de muertos (7), que es un exterminio que supera al total de la población española en aquellos años. Un pueblo que ha vivido tan terrible experiencia puede volver a repetir la hazaña.

China no quiere la guerra. No ha necesitado ninguna para llegar hasta donde está. Pero si la OTAN la quiere, tendrá que buscar muchos más aliados de los que tiene hasta la fecha, todos los cuales deberán pensar muy bien en los pros y los contras de su decisión.

(1) https://www.nato.int/cps/en/natohq/176155.htm
(2) https://www.politico.eu/article/eu-and-us-need-each-other-to-deal-with-rise-of-china-says-nato-secretary-general-jens-stoltenberg/
(3) https://www.counterpunch.org/2020/12/11/roaming-charges-9/
(4) https://www.sipri.org/media/press-release/2020/nuclear-weapon-modernization-continues-outlook-arms-control-bleak-new-sipri-yearbook-out-now
(5) https://www.sipri.org/research/armaments-and-disarmament/nuclear-weapons/world-nuclear-forces/china
(6) https://www.politico.eu/article/us-secretary-of-state-mike-pompeo-chinese-threat-may-be-worse-than-cold-war-communism/
(7) https://andina.pe/agencia/noticia-unos-35-millones-chinos-murieron-durante-invasion-japonesa-565675.aspx

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: