Israel destruye los hospitales de Gaza para hacer inhabitable la Franja

Israel destruye los hospitales de Gaza para hacer inhabitable la vida en la Franja y forzar la colonización del territorio. El mensaje que envía Israel a los palestinos es claro: si te quedas, estás muerto.

Israel ha cerrado 21 de los 35 hospitales de Gaza, incluido el único hospital oncológico. Los que aún funcionan sufren una grave escasez de medicamentos y suministros básicos. Uno a uno, los hospitales son destruidos. Pronto no quedarán centros de salud.

Es algo deliberado. Israel no ataca los hospitales porque sean los cuarteles generales de Hamás. Es parte de la campaña de tierra quemada destinada a empeorar la crisis humanitaria. Su intención es obligar a 2,3 millones de palestinos a cruzar la frontera hacia Egipto, de donde nunca volverán.

El ejército sionista destruyó y casi vació el hospital Al Shifa. El siguiente paso fue el hospital indonesio Beit Lahia. Israel desplegó tanques y vehículos blindados de transporte de personal alrededor del hospital y disparó contra el edificio, matando a 12 personas.

Los aviones lanzan folletos sobre un hospital pidiendo a la gente que se vaya porque es una base para las “actividades terroristas de Hamás”. Los tanques y los proyectiles de artillería arrancan partes de las paredes del edificio. Las ambulancias son destruidas por misiles israelíes. Cortan la electricidad y el agua. Los suministros médicos están bloqueados. No hay analgésicos, antibióticos ni oxígeno. Los bebés prematuros más vulnerables en incubadoras y los más gravemente enfermos mueren. Los soldados israelíes irrumpen en el hospital y obligan a todos a salir a punta de pistola.

Es lo que ocurrió en Al Shifa. Es lo que ocurrió en el Hospital Infantil Al Rantisi. Es lo que ocurrió en el principal hospital siquiátrico de Gaza. Es lo que ocurrió en el Hospital Nasser. Es lo que ocurrió en los otros hospitales destruidos por Israel, y es lo que sucederá en los pocos hospitales que quedan.

Decenas de miles de palestinos aterrorizados, obligados a evacuar sus hogares en ruinas, buscan refugio de los incesantes bombardeos acampando en los hospitales y sus alrededores. Esperan que los centros médicos no sean un objetivo militar de Israel. Pero eso es algo que sólo ocurriría si los sionistas respetaran alguna vez los Convenios de Ginebra.

Si consigue arrasar Gaza, Israel se volverá contra los palestinos de Cisjordania. Vehículos blindados han rodeado al menos cuatro hospitales de Cisjordania. El hospital Ibn Sina fue atacado por soldados israelíes, al igual que el hospital de Jerusalén Este.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo