En Japón no ha habido confinamiento ni tampoco pandemia

Las cifras demuestran que en el sudeste asiático tampoco ha habido pandemia. Incluso en países como Taiwán la mortalidad se redujo el año pasado. Los que esperaban otra cosa se estrujan los sesos para buscar explicaciones. Cualquier cosa antes que reconocer su error.

Como ya hemos expuesto en otras entradas anteriores, en Japón ha habido más muertes por suicidio que por coronavirus (18.000), especialmente preocupante ente los jóvenes, a causa del cierre de las escuelas y colegios.

La baja tasa de mortalidad de Japón sorprende a los “expertos” porque el gobierno de Tokio no adoptó prácticamente ninguna medida de restricción sanitaria, excepto el cierre de fronteras, que no explica nada porque, a pesar de tener a China muy cerca, los pocos casos reconocidos han tenido un origen interno.

Este verano pasado el país celebró los Juegos Olímpicos sin que se apreciara ningún cambio en el patrón de contagios, enfermedades o muertes. Los hospitales no se colapsaron, ni con los autóctonos ni con los foráneos.

También celebraron fiestas multitudinarias en la calle, como en marzo la de los cerezos en flor, que congrega a miles de personas en las calles.

El crucero Diamond Princess, del que ya nadie se acuerda, estaba atracado en el puerto de Yokohama al comienzo de la pandemia, es decir, que Japón tenía todos los ingredientes para haber padecido una pandemia de vastas proporciones… si la teoría fuera correcta.

Japón no ha conocido el confinamiento domiciliario y este año cerró durante 112 días los negocios. Por lo tanto, si la teoría del contagio fuera correcta, el año pasado las cifras de la pandemia se hubieran disparado. No fue así.

Japón tiene una de las poblaciones más envejecidas del mundo, sin que la pandemia haya tenido ningún efecto visible entre los ancianos.

La concentración de la población y el hacinamiento en grandes ciudades también es muy elevada en Japón.

Los japoneses tienen un elevado índice de consumo de tabaco, lo que no ha redundado en una enfermedad caracterizada como respiratoria.

La campaña de vacunación no era necesaria en absoluto.

Las explicaciones de los expertos de pacotilla son un chiste. Se han olvidado de que cuando los hechos no confirman una hipótesis, hay que descartarla y cambiarla por otra.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: