El llamado ‘covid persistente’ es otro producto de la histeria desatada por los medios

Durante meses Cédric Lemogne, jefe del departamento de psiquiatría del Hôtel-Dieu de París, analizó a unas 27.000 personas diagnosticadas de “covid persistente”. De ellas sólo 1.091 dieron positivo en las pruebas de coronavirus. El estudio se publicó el 8 de noviembre en la revista Journal of the American Medical Association (1).

Para entendernos: el 96 por cien de las 27.000 personas nunca tuvieron el coronavirus. El “covid persistente” es una enfermedad siquiátrica, puro histerismo.

Una propaganda obsesiva ha terminado por crear enfermos imaginarios. Si hay “enfermos asintomáticos” y “casos positivos”, es decir, enfermos que no están enfermos, también los hay que han enfermado de la cabeza sin necesidad de ningún virus.

El dato es muy significativo porque a la hora de configurar este tinglado al que llaman “covid”, revistas como EClininal Medicine ha reunido más de 200 síntomas diferentes (2) con el fin de inflar las cifras de enfermos. En la misma línea la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia elaboró un listado parecido con el mismo número de síntomas de “covid persistente” (3). Cuantos más síntomas, mayor número de enfermos. Sin embargo, una enfermedad con 200 síntomas no es una enfermedad sino un gazpacho con demasiados ingrediantes.

La OMS ha incluido al “covid persistente” entre las enfermedades de nueva creación. La jefa de gestión clínica de la OMS, Janet Díaz, afirma que aparece entre los “infectados”, a pesar de que el estudio de Lemogne demuestra que eso es falso.

Uno de los síntomas atribuidos por la televisión al “covid” es la pérdida del olfato y el gusto, una enfermedad muy antigua, anterior a la esta pandemia y que tiene muy diversos orígenes, incluso los sicopatológicos.

Lo mismo ocurre con los demás síntomas del “covid persistente”, de origen mental: fatiga, síntomas respiratorios, neuralgia, problemas de piel, problemas oculares, problemas digestivos, etc.

Al listado se le podrían añadir las demás consecuencias de la histeria, especialmente el aumento de las enfermedades sicológicas, depresiones y suicidios, cuyo origen no están en ningún virus sino en un consumo excesivo de televisión durante el confinamiento.

(1) https://jamanetwork.com/journals/jamainternalmedicine/fullarticle/2785832
(2) https://www.thelancet.com/journals/eclinm/article/PIIS2589-5370(21)00299-6/fulltext
(3) https://www.lasexta.com/noticias/nacional/esta-lista-201-sintomas-covid-persistente-registrados-ahora_2021051960a5624402a59100014660fd.html

comentario

  1. Como siempre gracias por el excelente trabajo de información y lucha que estáis llevando a cabo tanto desde este boletín de noticias como en vuestro puesto con la asociación de Presos.org y otras luchas que todos conocemos pero que por razones obvias no se puede mencionar por aquí abiertamente.
    Comentaros que aunque ideológicamente me encuentre en las antípodas de vuestro pensamiento Marxista no por rechazar el marxismo en sí en tanto análisis económico sino la idea del Materialismo histórico y la reducción de la explicación de la historia a la lucha de clases lo cual disiento en lo personal de dicha idea, he de reconocer que admiro vuestra constancia y coherencia en esta lucha revolucionaria que estáis llevando a cabo ya que de donde yo procedo, ni la lealtad, ni la coherencia ni la constancia es algo que exista más allá de las palabras vacías y que otros en nuestras trincheras, en la calle, en las movilizaciones y carteladas, también estamos tratando de hacer ya que mientras la masa del pueblo permanece aborregada y callada ante el sometimiento de la clase obrera a las oligarquías, y la Patronal con sus recortes en derechos, sus aumentos de jornada y bajada de salarios y subcontrataciones y mientras aquellos que se dicen «patriotas» solo lo son de folclore y pandereta, y los que se dicen «izquierdas» son más de derechas que los burgueses en tiempos de Franco nos toca a nosotros luchar, estar y actuar pues no podemos dejar ni a nuestra clase ni a nuestro pueblo a merced de quienes buscan una clase de esclavos al servicio de sus conglomerados financieros y sus condiciones repugnantes y anti humanas.

    Un Saludo

Los comentarios están desactivados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo