El Instituto Pasteur reconoce que infló las cifras reales de ‘contagiados’ de coronavirus en Madagascar

El Instituto Pasteur reconoce “fallos” en el análisis de las pruebas de coronavirus transmitidas a las autoridades malgaches el 6 de mayo. La Presidencia africana consideró que la cifra de 67 casos positivos era demasiado alta y cuestionó la calidad del trabajo del Instituto. Finalmente una revisión reveló que sólo había 5 casos positivos, obligando al Instituto a admitir que las muestras limpias se pudieron contaminar accidentalmente, pero sin que se sepa cuándo. Antes o después de su llegada al Instituto.

Fue el gobierno malgache quien pidió la revisión de las pruebas. De las 55 muestras que llegaron al Instituto Pasteur, sólo 5 casos positivos fueron detectados. De 67 casos positivos a 5, la diferencia es significativa: han multiplicado las cifras reales por trece.

“Una muestra con una carga viral excepcional fue capaz de contaminar toda una serie”, se justifica André Spiegel, Director del Instituto Pasteur. Una contaminación involuntaria podría haber afectado a toda la cadena, desde la recogida de muestras en el hospital hasta su llegada al Instituto. Eso condujo a falsos positivos, según Spiegel.

“Sólo hacemos pruebas con muestras que nos trae el Ministerio de Salud”, añadió Spiegel.

¿Hubo contaminación durante el transporte, que es responsabilidad de las autoridades sanitarias malgaches, o dentro del instituto?, ¿quién es el responsable?

Según el director del Instituto, la investigación interna no ha revelado ningún fallo en el proceso de diagnóstico. Asegura que se han respetado las condiciones de higiene y seguridad.

El Ministerio malgache de Salud hizo su propia investigación sobre el traslado de las muestras, aunque los resultados no se conocen hasta la fecha. Madagascar está actualmente en una tendencia ascendente: las últimas cifras muestran 283 casos positivos de coronavirus, con cero muertes.

Cualquiera que sea el responsable, las cifras son como todo lo que rodea a la pandemia: no hay por dónde cogerlas.

Siguiendo a Tanzania y Burundi, el Presidente de Madagascar, Andry Rajoelina, también ha expulsado a la Organización Mundial de la Salud del país y ha pedido a los demás países africanos que hagan lo mismo.

Más información:
– Todo lo que Usted siempre quiso saber sobre la hidroxicloroquina, el brebaje favorito de Trump
– Tras Tanzania también Burundi expulsa a los miembros de la OMS
– El remedio africano contra el coronavirus es un mal trago para la Organización Mundial de la Salud
– Madagascar no vacunará a la población contra el coronavirus (de momento)

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: