El ejército israelí incendia los bosques del sur de Líbano

El ejército israelí quiere imponer una zona de amortiguación en la frontera con Líbano de aproximadamente 100 kilómetros de largo. Para ello está devastando los bosques y la cubierta vegetal con bombardeos de fósforo.

Amnistía Internacional ha confirmado que Israel utiliza fósforo blanco, un arma no convencional, en sus bombardeos en el sur de Líbano.

Tel Aviv se justifica diciendo que está destruyendo refugios utilizados por Hezbollah para sus operaciones militares contra sus residentes.

En diciembre del año pasado, el primer ministro libanés, Najib Mikati, alzó la voz. “Grandes zonas del Líbano están sujetas a una regresión de las condiciones ambientales debido a los continuos ataques israelíes”, advirtió.

“Estas acciones, incluido el uso de armas prohibidas de fósforo blanco mataron a civiles y produjeron daños irreversibles a más de 5 millones de metros cuadrados de bosques y tierras agrícolas, además de haber dañado miles de olivos”, añadió el primer ministro.

La situación se deteriora con el paso de los meses. La ONG Save the Children teme incluso una crisis humanitaria que afecte a decenas de miles de familias en el sur de Líbano, que quedaron sin medios de subsistencia después de que el fuego del ejército israelí destruyera más de 47.000 olivos, así como otros cultivos durante su cosecha.

Con ochocientas hectáreas de tierra completamente devastadas, 340.000 cabezas de ganado muertas y alrededor del 75 por ciento de los agricultores en la indigencia, el primer ministro Mikati advierte que el sur de Líbano corre el riesgo de convertirse en una “zona de desastre agrícola”.

Esta parte del Líbano es famosa por la producción de cítricos, aceitunas y tabaco en particular. Se trata de una zona de más de 100 kilómetros de longitud que va desde Naqura hasta el monte Hermón y las colinas de Kfar Shuba, y a una profundidad que supera una media de entre 6 y 7 kilómetros.

Desde el inicio de la guerra de Gaza, en solidaridad con el pueblo palestino, Hezbollah ha intercambiado disparos periódicamente con el ejército israelí. Israel considera que el movimiento de resistencia libanés utiliza la cubierta vegetal adyacente a la frontera con Líbano para ocultar sus operaciones militares.

Además, los bombardeos israelíes tuvieron como objetivo varias regiones del sur, matando a dos personas, incluido un combatiente de Hezbollah, y provocando grandes incendios el sábado.

Más de ocho meses de guerra han dejado al menos 458 muertos en Líbano, entre ellos unos 90 civiles y casi 300 combatientes de Hezbollah.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo