El contragolpe de la OMS: una ‘revolución de colores’ se activa en Cuba tras su rechazo al fondo Covax

Cuba rechazó un convenio con Covax, la institución a través de la que se distribuyen vacunas a los países más pobres. Para este organismo, Cuba sería un país propicio para un convenio económico a cambio de vacunas, propuesta que rechazó el gobierno de Díaz-Canel.

La economía cubana, que supera ampliamente estos parámetros, no aceptó las condiciones económicas de financiación propuestas por Covax y optó por confiar en sus científicos y sanitarios con la elaboración de sus propias vacunas.

La economía de la isla se contrajo un 11% en 2020, pero la situación ha empeorado este año, donde se contabilizan 1.300 contagios diarios actuales frente a los 165 registrados en el mes de enero.

Las consecuencias del rechazo a la injerencia de la OMS en la gestión sanitaria se empiezan ya a notar gravemente, puesto que dicho programa tenía una contrapartida económica. Hay escasez de gas y electricidad, lo que ha avivado las protestas.

Cobertura inédita de Wikipedia y Facebook

En Estados Unidos calculan que las manifestaciones de ayer son las primeras de importancia desde el levantamiento del Maleconazo en 1994, que produjo incidentes graves en La Habana pero que fue contrarrestada con manifestaciones de apoyo al gobierno de Fidel Castro.

En diferentes transmisiones en vivo a través de Facebook, se puede ver a miles de personas marchando por las calles de ciudades como San Antonio de los Baños, Guira de Melena y Alquízar, en un despliegue de redes fuera de lo común en un país como Cuba. Asimismo, las protestas de ayer ya tienen su propia entrada en Wikipedia.

Biden ha incrementado el bloqueo

Cuba ha perdido unos 754.000 millones de dólares desde que el entonces presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, impuso por primera vez el bloqueo económico en 1962.

Tenía la intención de estrangular la naciente revolución cubana y derrocar al gobierno de Fidel Castro, que había barrido a la dictadura de Batista en 1959, respaldada por Estados Unidos.

El bloqueo fue una medida de represalia en respuesta a la nacionalización de la propiedad llevada a cabo por el gobierno revolucionario.

El expresidente estadounidense Donald Trump aumentó la presión sobre la economía cubana en 2019 al promulgar el título tres de la llamada Ley Helms-Burton, que, aunque promulgada en 1996, había sido suspendida por sucesivas administraciones estadounidenses.

Impuso severas restricciones a las empresas extranjeras, esencialmente prohibiéndoles hacer negocios con Cuba so pena de demandas de Estados Unidos por presunto “tráfico” si no cumplían.

Pillaje

El año pasado, Washington fue acusado de pillaje después de utilizar la Ley para bloquear un barco que transportaba ayuda médica vital de China, para que no atracara en la isla.

Los suministros, incluidos dos millones de mascarillas, 400.000 kits de diagnóstico rápido y 104 ventiladores, estaban destinados a unos 24 países, incluidos Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, República Dominicana y Perú.

Días antes de salir de la Casa Blanca, la administración Trump colocó a Cuba en una lista de patrocinadores estatales del terrorismo. El gobierno de Díaz-Canel puso sus esperanzas en un cambio de política por parte del presidente Joe Biden, que no ha sido tal, y que se ha prevalido del coronavirus para un incremento de la presión sobre Cuba.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: