El capitalismo mundial se dirige hacia una etapa prolongada de inflación y estancamiento

En todo el mundo suben los precios de las materias primas y los productos de primera necesidad. En España el gobierno del PSOE y Podemos ha subido el precio de la electricidad. España es el segundo país de Europa donde más suben los precios del combustible. Aprovechando el confinamiento, el precio de algunos alimentos básicos se ha disparado hasta un 46 por ciento.

La inflación se ha vuelto a poner de moda. Es una “bomba de relojería”, dice el Deutsche Bank. Para frenar el colapso, los bancos centrales más importantes se han lanzado a fabricar papel moneda muy por encima de la capacidad de producción de la economía mundial, lastrada por el desempleo endémico, la caída de la demanda y los cierres de empresas, como Airbus en Cádiz.

El capitalismo mundial se dirige hacia una situación de estancamiento e inflación. Los bancos centrales dudan si seguir fabricando dinero de papel, cuando las necesidades de reactivación son mayores, después del desastre causado el año pasado por los confinamientos, despidos y cierres colectivos.

No tienen muchas alternativas. Si siguen con la política de emisión a ultranza de dinero fiduciario cuando la presión inflacionista se afianza, el remedio podría ser peor que la enfermedad.

Hasta ahora, tanto la Reserva Federal como el Banco Central Europeo dicen que la inflación es transitoria y que, en consecuencia, deben seguir poniendo favoreciendo la creación de dinero fiduciario.

La inflación en Estados Unidos

La Reserva Federal afirma que la inflación es consecuencia del cuello de botella en la cadena de suministro y otros factores extraordinarios, y que la inflación empezará a descender más adelante a lo largo del año. En consecuencia, asegura que no endurecerá su política monetaria hasta que la inflación se sitúe sistemáticamente por encima del 2 por ciento y el mercado laboral, y la economía en general, muestren una mejora sustancial.

Pero las voces de alarma son cada vez más estridentes. El Financial Times ha publicado un artículo titulado “Una nueva era económica: ¿ha vuelto la inflación para siempre?” El periódico señala que, en diciembre de 1964, la Reserva Federal acordó que la economía estadounidense podía hacer frente a unos niveles de gasto crecientes sin una presión significativa sobre el alza de los precios.

Las previsiones fallaron, dice el periódico. Comenzó un período de 17 años en el que la inflación superó en ocasiones la tasa anual del 10 por cien. El período acabó con las políticas deflacionistas de Paul Volcker, presidente de la Reserva Federal, que condujeron a dos de las recesiones más graves de la posguerra a principios de los años ochenta.

El antiguo secretario del Tesoro, Lawrence Summers, es otro de los que advierten de que el déficit fiscal del gobierno de Biden, unido a los bajos tipos de interés y la emisión de dinero, llevarán a los niveles de inflación de los años setenta del siglo pasado.

La perspectiva de una inflación galopante se vio reforzada por los datos publicados por el Departamento de Comercio el mes pasado. El índice de gastos de consumo personal básico, que excluye los costes volátiles de los alimentos y la energía, subió un 3,1 por ciento respecto a hace un año. El aumento en marzo fue del 1,9 por ciento. Si se incluyen los costes de alimentación y energía, el aumento es del 3,6 por ciento.

El Wall Street Journal habla del comienzo de un “cambio de paradigma”. Si la Reserva Federal tiene que intervenir para contener la inflación, la situación puede resultar incontrolable.

En las últimas tres décadas ha funcionado un círculo virtuoso. Cada vez que los mercados financieros han sufrido problemas y crisis importantes, la Reserva Federal ha podido intervenir con más apoyo, en condiciones de tasas de inflación bajas y decrecientes.

Tras la crisis de 2008 la Reserva Federal realizó grandes compras de activos en el marco de su programa de flexibilización cuantitativa y llevó los tipos de interés a niveles históricamente bajos. La justificación de este programa era que unos tipos de interés más bajos empujarían a los inversores hacia activos de mayor riesgo y conducirían a un mayor crecimiento económico.

Sin embargo, no ha ocurrido nada de eso. Como cabía esperar, el dinero cayó en manos de los especuladores, que lo utilizaron para realizar grandes pelotazos bursátiles.

El año pasado, el castillo de naipes financiero, levantado durante la década anterior, estaba a punto de derrumbarse. El mercado de 21 billones de dólares en bonos del Tesoro estadounidense se congeló. La pandemia, con sus confinamientos, cierres y toques de queda, fue un alivio para los especuladores, dice el Wall Street Journal. La Reserva Federal intervino para sostener el sistema, duplicando sus tenencias de activos financieros tóxicos de 4 a 8 billones de dólares en menos de un año.

Ahora el círculo virtuoso está a punto de transformarse en vicioso. El director de inversiones de Artemis Capital Management, Christopher Cole, asegura que la Reserva Federal ha garantizado a los especuladores que no endurecerá la política monetaria hasta que la inflación haya aumentado durante un periodo de tiempo considerable.

Según Cole, esto significa que restringirá el crédito, mientras el aumento de la inflación ya está causando problemas a los mercados financieros, lo que alimentará la volatilidad, empeorando la situación. “El problema es que si tenemos inflación -inflación real- eso elimina la capacidad monetaria de la Fed para apoyar el crédito”, dice.

La dirección futura de la política monetaria se está discutiendo en el seno de la Reserva Federal. Las actas de la reunión de finales de abril señalan que varios miembros consideran necesario comenzar a discutir un plan para “ajustar el ritmo de las compras de activos”.

En una entrevista concedida al Financial Times, el presidente de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard, afirmó que había indicios de que el mercado laboral se estaba endureciendo, a pesar de que los datos mostraban que el empleo seguía estando ocho millones por debajo de los niveles anteriores al confinamiento.

La inflación en la Unión Europea

La inflación en la eurozona alcanzó el 2 por ciento el mes pasado, la primera vez que alcanza el objetivo del Banco Central Europeo en más de dos años. Pero la posición oficial del Banco Central Europeo, expresada por su presidenta Christine Lagarde, es que la subida de precios es temporal. El Banco Central Europeo tendrá que decidir si continúa o reduce sus compras de activos por valor de 80.000 millones de euros al mes.

Lagarde dice que es demasiado pronto para decir que el Banco Central Europeo va a frenar sus compras de bonos y, de hecho, “es innecesario discutir cuestiones a largo plazo”.

Las economías virtuosas del norte de Europa presionan a Lagarde para que flexibilice las compras de bonos sobre la base de una mejora de las perspectivas de inflación y crecimiento económico. Pero el Banco Central Europeo se enfrenta a una complicación: cualquier ralentización de las compras de bonos, y la consiguiente subida de los tipos de interés, tendrá un impacto significativo en los miembros más endeudados de la eurozona, como España y otros países periféricos que no podrán seguir pagando sus deudas.

Es algo que todo el mundo sabe desde hace mucho tiempo. No hay dinero capaz de pagar las deudas generadas por el capitalismo. No lo había antes de la pandemia y mucho menos después. Se trata justamente de eso: de dejar de pagar algunas deudas. Veremos cuáles exactamente.

comentarios

  1. El capitalismo mundial se dirige hacia una etapa prolongada de inflación y estancamiento
    Es verdad
    Pero lo que también es verdad es que precisamente
    debido a ello las ventas de Megayates aumentrán, ¿no?
    Es que si al círculo dialéctico del ying-yang le falta
    una de sus piezas las gentes no se terminaran de concienzar,
    y, por lo tanto, menos se rebelaran «al soñar tan sólo con un kayak»…
    Creemos.

  2. 1 Es inflacion por falta de produccion. Es uno de Los supuestos planteados en el capital: Menos bienes, a repartir entre el mismo dinero (chelines) que habia antes. Ahora estoy trabajando, intentare encontrar la cita del libro I en casa esta noche.
    2 una polla 30 anos sin inflacion. Mucho s trabajadores asalariados sufrimos la merma de la produccion de bienes en el sistema capitalista durante la crisis de superproduccion capitalista. Lo que paso es que el descenso en la produccion y el reparto de bienes no se manifesto como inflacion (puedes adquirir menos bienes) sino como bajada de salarios (puedes adquirir menos bienes). En mi caso concerto pase de 1500 a 1200 y luego a 1000 o 900 euros Al mes.
    En esta crisis hay dos fenomenos que enmascaran esa destruccion de riqueza y merma en la produccion de bienes: una es dejar encerrada a la poblacion en casa, como medida antiinflacionista primordialmente, ademas de represiva, otra ha sido el gerontocidio que ha eliminado a muchos perceptores en el reparto de bienes. No es para tomarselo a cona en terminos economics, yo mismo tengo un cliente que cobra 2000 euros de pension, y hay muchas de 1200.
    3 ya les gustaria controlar Los precios de la electricidad. Lo que sucede es lo mismo que ocurrio en la crisis de superproduccion capitalista de 1973, aunque se puede estudiar la produccion e inflacion de una rama de la produccion particular (la energia) esta rama de la produccion, forma parte del producto social global PSG, que es lo que decree en una crisis de superproduccion capitalista. La superproduccion anarquica es la borrachera, la falta de produccion la resaca. Lo que merma es la PSG entero, que a su vez se compone de la produccion de diferentes ramos de la produccion, pero la merma en la produccion en los diferentes ramos de la produccion no es homogenea en todos Los ramos de la produccion, por eso, el nuevo PSG no solo decree de Forma General, sino que ha cambiado la proporcion que cada rama ocupa en la produccion total, se produce un nuevo reparto del dinero existente por asi decirlo, y esto se manifiesta en modificationes de Los precios muy diferentes. La energia sube porque Al no alterarse su produccion, casi, esta ocupa una proporcion desproporcionada en la nueva produccion mermada.
    Esta noche intentare sacar la formula que relacion proporcion, PSG, masa monetaria e inflacion mas la correction por el desfase en los ciclos de circulacion del capital de Los diferentes sectors. POr la mañana empece a cargar cajas en Mercamadrid antes de Las cinco, y o me ha dado tiempo, pero me ha dado algo mejor, circulacion de capital simple, y con ello una mejor comprension del precio.
    4 poner mas dinero en circulacion con detruccion de riqueza, devalua la MONEDA. por eso es muy dudoso que Los estados burgueses recurran a ello. Antes bien, retiraran dinero de la circulacion: se llama corralito, la simple retencion del dinero (de la pequena burguesia, claro).
    5 Los tipos de interes bajos, ma’s que como una politica economica, yo Los veo como una confirmacion de la ley de la baja tendencial de la tasa de ganancia.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: