Dos hospitales belgas no realizan transplantes a los que no se vacunen

Dos centros belgas de trasplantes han suspendido a las personas no vacunadas que esperan un trasplante de órganos. Siguen en la lista de espera, pero ya no son trasplantables hasta que no se vacunen.

Dicen que la medida es “temporal”, lo cual es imposible, porque el transplante es una medida de urgencia para una enfermedad que no tiene otro remedio que ese.

Miles de pacientes solicitan una donación de órganos cada año. En Bélgica hay actualmente más de 1.400 pacientes en lista de espera. La crisis sanitaria ha tenido muchas repercusiones en la atención sanitaria y, lógicamente, en los trasplantes de órganos.

Algunos centros universitarios de trasplante, el UZ de Bruselas y el CHU de Lieja, han decidido suspender de la lista de espera a los pacientes no vacunados. Aunque la vacunación no es obligatoria en Bélgica y es una cuestión de elección personal, el trasplante de una persona no vacunada “podría tener graves consecuencias”.

Las explicaciones de los matasanos no pueden ser más peregrinas. Karl Martin Wissing, profesor de la UZ de Bruselas y presidente de la Sociedad Belga de Trasplantesdice que “negarse a vacunarse no sólo pone en riesgo al paciente, sino también al órgano”. El argumento es falso. Se trata de otro chantaje para renunciar a un derecho fundamental.

La negativa a tratar a un enfermo es un delito que en España se denomina “omisión del deber de socorro”, especialmente grave en el caso de los médicos.

—https://www.sudinfo.be/id441258/article/2022-01-27/un-changement-important-dans-deux-hopitaux-belges-les-non-vaccines-en-attente

comentario

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: