Cuatro jornadas seguidas de manifestaciones contra el estado de emergencia en Tailandia

Ayer miles de manifestantes se reunieron en varios puntos de Bangkok, la capital de Tailandia, pidiendo la dimisión del Primer Ministro Prayut Chan-o-cha, tras los enfrentamientos en los que la policía recurrió a cañones de agua para dispersar a la multitud.

Desafiando el estado de emergencia agravado que prohíbe las reuniones de cinco o más personas, los manifestantes, encabezados por estudiantes, se reunieron por cuarto día consecutivo.

El gobierno ordenó la suspensión de casi todos los transportes de Bangkok, en un intento de impedir la concentración de los manifestantes, pero se reunieron donde pudieron.

Los organizadores habían anunciado que la manifestación del sábado comenzaría a las 4 de la tarde. Pidieron a los participantes que llegaran a las estaciones de metro de BTS Skytrain y MRT antes de las 3 y que los designaran como lugares de protesta en caso de que la red dejara de funcionar.

La policía no intervino y las manifestaciones se dispersaron por la noche.

Bangkok está en estado de emergencia desde el jueves. Están prohibidas todas las reuniones de cinco o más personas. También se prohíbe la publicación de noticias e información electrónica que contengan mensajes sobre la pandemia alternativos a los oficiales.

El decreto fue emitido por el Primer Ministro Prayut Chan-o-cha en un intento de frenar el movimiento de protesta antigubernamental que ha ido cobrando impulso desde esta semana.

El miércoles los manifestantes se reunieron frente al Monumento a la Democracia antes de pasar a ocupar los espacios alrededor de la sede del gobierno. Fueron dispersados a la mañana siguiente por la policía antidisturbios y varios participantes fueron detenidos.

Al día siguiente, una enorme multitud se agrupó en en el corazón de Bangkok. Según fuente oficiales el número era de al menos 10.000 manifestantes.

El viernes los manifestantes se volvieron a agrupar, hasta que por la tarde los antidisturbios comenzaron a cargar y dispersaron a los manifestantes con cañones de agua.

La policía mezcló el agua con un colorante azul y productos químicos irritantes. Varios manifestantes fueron heridos y otros fueron detenidos.

El movimiento pide la dimisión del gobierno del Primer Ministro Prayut Chan-o-cha y que se revise la actual Constitución, que fue adoptada en tiempos de la junta militar de Prayut.

comentarios

  1. Oye, vosotros de qué lejano planeta provenís? Las movilizaciones en Tailandia tienen un carácter democrático y republicano. Nada tienen que ver ni de lejos ni de cerca con el coronavirus. Por qué falseáis la información de esta manera? En marzo os subisteis al carro del negacionismo y ahora que los caballos se os han desbocado no sabéis qué hacer con vuestro cuerpo. Como esto del negacionismo es una cosa de fachas y de hippies alucinados, andáis buscando por todos lados a unos negacionistas «progresistas» (hasta en Israel los habéis buscado). Al no encontrarlos, os los inventáis.
    Vais a publicar esto o vais a seguir jugando a ser «la página más censurada de internet» mientras censuráis la inmensa mayoría de los comentarios de los que os critican, hipócritas?

    1. Hola Paco.

      Deberías leer la noticia con más atención. La cuestión de la pandemia ha sido un detonante, pero el origen al que se refiere este movimiento de protesta es más mucho más amplio y que ha agravado el estado de emergencia ya en vigor por la crisis del coronavirus.

      Respecto a la censura de comentarios, no vamos a publicar amenazas o insultos. ¿No te parece lógico?.

      Un saludo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: