Cuatro de cada diez muertes imputadas al coronavirus en Italia no están relacionadas con él

Cuatro de cada diez muertes adicionales imputadas al coronavirus en Italia no están relacionadas con él, según un estudio científico publicado en la revista Plos One (*).

La cifra oficial de fallecidos en Italia a causa del coronavirus es de 14.000, lo que contrasta con las previsiones de 24.000 que fueron anunciadas.

Lombardía, una de las regiones de Italia más afectadas por el coronavirus, oficializó un total de 24.000 fallecidos entre enero y abril. El estudio anuncia que solo 14.000 de dichas muertes fueron a causa del coronavirus, mientras que 10.197 son un excedente no relacionado con el virus (cuatro de cada diez).

El 43 por ciento de fallecidos adicionales puede guardar una relación indirecta con el virus, ya sea por la falta de atención médica o por un acceso retrasado, pero no directamente derivadas del virus.

La mayoría de estas muertes atribuidas al coronavirus se pueden justificar por la no realización de pruebas que lo corroboren. “No puedo explicar por qué hubo un aumento tan grande en las muertes aparentes no relacionadas con Covid-19 en Lombardía. Sin embargo, la pandemia tuvo un efecto abrumador en los sistemas de salud de la región por lo que el acceso reducido o retrasado a la atención médica puede ser un factor”, explica Marta Blangiardo, profesora del Imperial College de Londres.

A pesar de no disponer de indicios claros que excusen estas muertes, los investigadores han encontrado aspectos distintivos en las zonas geográficas del país que podrían explicar el suceso. A través de un estudio que evaluase los aspectos climáticos de las zonas del sur y del norte del país durante cuatro años, este demuestra que a lo largo de los meses comprendidos entre enero y abril (inicio y fin de la primera ola) el centro y el sur del país no registró más muertes de las que predijo el modelo. “Las áreas geográficas cercanas entre sí, presentan tendencias de mortalidad similares”, dicen los investigadores.

El confiinamiento impuesto por el gobierno italiano a principios de marzo puede ser una de las razones, pues por otro lado, Verona presentó tasas muy inferiores a las previstas durante el pico de la pandemia, a pesar de su proximidad a Brescia, que contabilizó un 80 por ciento más de muertes.

Gianluca Baio, profesor de University College de Londres, indica que calcular el exceso de muertes es importante porque permite conocer todas aquellas que se podrían haber evitado si hubiesen contado con una adecuada atención médica: “Es importante porque nos dice cuántas más personas murieron en un período dado de lo que podríamos haber predicho […] Estas grandes diferencias en la mortalidad plantean dudas sobre el manejo de la pandemia por parte de las autoridades”.

En España hay una campaña de prensa para hacer creer que las muertes reales por coronavirus son el doble de las oficiales. El Ministerio de Sanidad español las cifra en 32.000, mientras que el exceso de fallecimientos en lo que va de año es de 58.000, lo que sugiere que se trata de muertos a causa del virus.

No obstante, el caso de Italia indica que ese tipo de especulaciones son falsas.

(*) https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0240286

comentario

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: