China se compromete a fondo con el gobierno de Damasco

El ministro chino de Asuntos Exteriores, Wang Yi, ha visitado Damasco para confirmar las relaciones cada vez más estrechas entre ambos países, de la mano de los otros aliados principales de Sia: Rusia e Irán.

El ministro chino se reunió con su homólogo sirio, Faisal Al-Meqdad, y también fue recibido por Bashar Al-Assad. Al término de estas reuniones, Wang Yi subrayó que China apoya firmemente al pueblo sirio y se adhiere al derecho internacional para preservar la soberanía e independencia del país árabe.

Durante su reunión con Bashar Al-Assad, el jefe de la diplomacia china recordó que su gobierno se opone a cualquier intento de cambio de régimen en Siria.

China ha presentado una propuesta de cuatro puntos para salir de la Guerra de Siria.

El primero es respetar la soberanía nacional y la integridad territorial del país. China pide que se abandone la ilusión del cambio de régimen y que se deje al pueblo sirio determinar de forma independiente su futuro y su destino.

El segundo es que el bienestar del pueblo sirio debe ser una prioridad y el proceso de reconstrucción debe acelerarse. China cree que la forma fundamental de resolver la crisis humanitaria en Siria es el levantamiento inmediato de todas las sanciones unilaterales y el bloqueo económico trabado contra Siria.

El tercero es la lucha contra el terrorismo. China considera que las organizaciones terroristas incluidas en la lista del Consejo de Seguridad de la ONU deben ser reprimidas y que debe rechazarse el doble rasero. Pekín se opone a los planes para avivar las divisiones étnicas.

El cuarto consiste en promover una solución política inclusiva y reconciliadora, que se resuelvan las diferencias entre todas las facciones sirias mediante el diálogo y que se establezcan unos sólidos cimientos políticos para la estabilidad, el desarrollo y la revitalización del país a largo plazo.

El ministro chino anunció que su país estaba dispuesto a reforzar la asociación en el ámbito antiterrorista con Damasco, para mejorar la capacidad antiterrorista del gobierno sirio y salvaguardar la seguridad de ambos países.

En cuanto al aspecto económico, Wang Yi recordó que como socios de la Ruta de la Seda, China y Siria discutirán conjuntamente formas efectivas de avanzar en la cooperación mutuamente beneficiosa, especialmente en las áreas de agricultura y comercio, para ayudar a Siria a la reconstrucción.

Pekín ayudará a reconstruir la infraestructura de Siria, destruida por años de guerra y de injerencia imperialista.

Pekín está reforzando sus intercambios con Damasco no sólo en el plano político-diplomático, sino que todo parece ir ahora en la dirección de una colaboración cada vez más estrecha en las esferas económica y de seguridad. Esto refuerza aún más su presencia en los asuntos de Oriente Medio y confirma que Siria puede prescindir de cualquier asistencia que proceda de los Estados occidentales.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: