Brutal caida de los salarios de los trabajadores en España

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) asegura que en España se ha registrado una caída del 12,7 por ciento en la masa salarial, la segunda mayor caída entre los países de la Unión Europea, solo superada por Portugal (13,5 por ciento).

Las secuelas de la crisis serán duraderas, turbulentas y llenas de incertidumbre, dijo el director de la OIT, Guy Ryder. Está a punto de aparecer una nueva categoría de la clase obrera, compuesta especialmente jóvenes, que se caracterizará por la falta total de derechos: la “generación del confinamiento”.

En su informe la OIT tiende la cortina de humo que se ha convertido en tópica para explicar las causas de esa situación: la culpa es del coronavirus o de la pandemia, nunca del capitalismo ni de las medidas de confinamiento (*).

En todo el mundo millones de trabajadores han perdido su empleo. Por lo tanto, su salario actual es cero, pero no se computa a la hora de calcular el salario medio.

“Si los datos muestran un aumento de los salarios en algunos países, se debe principalmente al hecho de que muchos trabajadores de bajos salarios han perdido sus empleos y por lo tanto ya no están incluidos en los datos salariales”, dijo Ding Xu, el economista que dirige las estadísticas salariales de la OIT.

Quienes han perdido su empleo son los trabajadores con salarios más bajos, especialmente mujeres trabajadoras, por lo que -paradógicamente- en algunos países el promedio salarial ha experimentado una subida en el primer semestre de este año.

En algunas regiones, como Europa, los subsidios salariales han impedido que la caída de los salarios sea aún más dramática, como confiesa la propia OIT. En consecuencia, el Estado está pagando una parte muy importante de la masa salarial.

Sin los subsidios salariales en Europa las mujeres habrían perdido el 8,1 por ciento de sus salarios y los hombres el 5,4 por ciento. La mitad de los trabajadores habrían perdido el 17,3 por ciento de sus salarios.

“Los subsidios salariales han compensado alrededor del 40 por ciento de los salarios perdidos y han mitigado el efecto de la pandemia en las desigualdades”, dijo el Ding Xu. No obstante, Ryder pronosticó que con el tiempo los subsidios públicos se reducirán, lo que ejercerá una presión a la baja sobre los salarios.

Otra consecuencia del informe también es conocida: las leyes laborales se aprueban de cara a la galería. Un total de 266 millones de asalariados ganan menos que el salario mínimo por hora vigente en sus respectivos países, ya sea porque carecen de cobertura legal o porque la normativa se incumple. Los grupos que con más frecuencia quedan excluidos de la cobertura legal de los sistemas de salario mínimo son los trabajadores agrícolas y quienes realizan trabajo doméstico.

(*) https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—dgreports/—dcomm/—publ/documents/publication/wcms_762318.pdf

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: