Boeing tiene que suspender la fabricación de aviones debido a las sanciones contra Rusia

La decisión de Boeing de suspender la fabricación de su avión 737 MAX se debe a la falta de titanio y otros componentes críticos suministrados por Rusia, según el experto en seguridad aérea Roman Gusarov al periódico Izvestia. Rusia suministra piezas y componentes críticos al fabricante de aviones estadounidense.

La semana pasada, el Wall Street Journal informó de que Boeing tuvo que detener la producción de aviones de fuselaje estrecho durante 10 días en mayo debido a problemas en la cadena de suministro.

“La dependencia de Boeing del titanio ruso es altísima, ya que asciende a un 30-40 por cien, lo que significa que al menos uno de cada tres aviones de Boeing se ensambla íntegramente con titanio ruso”, dijo Gusarov, quien añadió que además del titanio, vital para la ingeniería aeronáutica, la empresa también importa productos de titanio del productor ruso VSMPO-AVISMA.

El fabricante de aviones estadounidense solía recibir piezas casi terminadas que se fabricaban en una planta gestionada conjuntamente en la ciudad rusa de Verkhnyaya Salda.

En marzo Boeing suspendió sus compras de titanio a Rusia alegando que contaba con importantes reservas del metal y que podía obtener suministros adicionales de otras fuentes. La decisión se tomó después de que Rusia recibiera sanciones por parte de Estados Unidos y sus aliados.

Según Gusarov, la paralización temporal de la producción de aviones 737 MAX podría atribuirse no sólo a la suspensión del suministro de titanio ruso, sino también a la interrupción mundial de las cadenas de suministro. La producción mundial anual de hasta 600 aviones suele implicar el compromiso de casi toda la capacidad de fabricación mundial de los componentes correspondientes.

“Después de todo, Rusia también ha impuesto sanciones de represalia indirectas que apuntan a los suministros de metales no ferrosos y productos de la industria química del gas, que son ampliamente utilizados por los productores de microchips en todo el mundo”, dijo Gusarov, añadiendo que los productos para Boeing son fabricados por miles de empresas mundiales.

En marzo la agencia Bloomberg informó de que la prohibición de los aviones rusos en el espacio aéreo estadounidense podría afectar también a Boeing, ya que la empresa solía contratar aviones de carga gigantes Antonov An-124, operados por el grupo ruso Volga-Dnepr, para llevar suministros a sus fábricas en Estados Unidos.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: