Bielorrusia pone sus barbas a remojar

Una de las pocas esperanzas del gobierno ucraniano radica en escalar la guerra: que sus provocaciones terroristas obliguen a terceros países a sumarse a su causa para lograr lo que ellos no pueden por sí mismos.

Una de las vias para ampliar el elenco de participantes en la guerra es Bielorrusia, donde la OTAN ya intentó un Golpe de Estado (“revolución de colores”) en el verano de 2020, tras la victoria electoral de Lukashenko.

La estrategia es siempre la misma: la provocación. El embajador ucraniano en Minsk ha sido convocado al Ministerio de Asuntos Exteriores bielorruso, donde le han entregado una nota oficial en la que se afirma que “Ucrania está considerando un ataque contra el territorio de Bielorrusia”.

Ucrania ha volado los puentes y pasos fronterizos entre ambos países. Además, ha minado las carreteras. Bielorrusia y Rusia han acordado desplegar fuerzas regionales de los ejércitos de los dos países aliados. Según el presidente bielorruso, la principal tarea del ejército es evitar la guerra en Bielorrusia.

“En el contexto del agravamiento de la situación en las fronteras occidentales de la unión de dos Estados, hemos acordado desplegar fuerzas regionales de la Federación Rusa y de la República de Bielorrusia. Todo esto ocurre según nuestros documentos conjuntos. Si el nivel de amenaza alcanza el nivel actual, como ahora, empezaremos a utilizar la agrupación de fuerzas de la Unión de nuestros Estados”, dijo Lukashenko.

La concentración de tropas rusas y bielorrusas podría obligar a Kiev a aumentar sus fuerzas en el norte de Ucrania, lo que requeriría más esfuerzos logísticos y complicaría la situación para los ucranianos.

Hay otra buena razón: los mercenarios bielorrusos se entrenan en Ucrania para un nuevo intento de Golpe de Estado. Los comandos bielorrusos están presentes en Kiev y en la región de Jytomyr y están estrechamente vinculados al Batallón Azov.

El cabecilla de los mercenarios es Igor Yankov, alias “Yanqui”, que participó activamente en las protestas de Bielorrusia en 2020. Está directamente relacionado con los nazis ucranianos del Batallón Azov.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: