Alemania investiga la muerte de 10 personas cuatro días después de recibir la vacuna

En Alemania han muerto varias personas poco después de ser vacunadas contra el coronavirus. Actualmente el Instituto Paul Ehrlich investiga la causa de 10 de dichas muertes. Los expertos quieren demostrar que otros factores distintos a las vacunas han desempeñado algún papel en los fallecimientos.

Hasta el domingo el Instituto Paul Ehrlich había recibido 325 casos sospechosos con 913 efectos secundarios, incluyendo 51 casos sospechosos con efectos secundarios graves. Esto corresponde a 0,53 casos por cada 1000 dosis de vacuna o 0,08 casos sospechosos de efectos secundarios graves por cada 1000 dosis de vacuna.

Las 10 muertes que investiga el Instituto Paul Ehrlich se produjeron poco después de recibir la vacuna contra el coronavirus. Las personas gravemente enfermas han muerto dentro de los cuatro días siguientes a la vacunación, informó el Instituto Federal de Vacunas y Medicamentos Biomédicos de Langen, Hesse. Según los expertos, la relación de las vacunas con las muertes es bastante improbable.

“Sobre la base de los datos de que disponemos, suponemos que los pacientes murieron como consecuencia de su enfermedad subyacente, en un plazo que coincide con la vacunación”, dijo Brigitte Keller-Stanislawski, jefa del departamento responsable de la seguridad de los medicamentos y los dispositivos médicos. Por razones de protección personal, no podía decir nada sobre los casos individuales, “pero se trata de pacientes muy graves con muchas enfermedades subyacentes”. Algunos fueron tratados paliativamente. Hasta ahora, más de 800.000 personas en Alemania han recibido la primera dosis de la vacuna.

Antes de que la Unión Europea aprobara la vacuna de Pfizer, el presidente del Instituto Robert Koch, Lothar Wieler, admitió que, por pura probabilidad estadística, “las personas morirán con el tiempo con la vacuna”, porque “los ancianos y muy viejos” tienen generalmente más probabilidades de morir debido a su edad.

Los efectos secundarios más frecuentes son, con mucho, los dolores de cabeza, el dolor en el lugar de la inyección, la fatiga y los dolores. Estos efectos secundarios temporales son algo más fuertes que los de una vacuna contra la gripe. Los efectos secundarios graves son muy raros y la relación es a menudo incierta.

En contra de lo que los medios están difundiendo, Klaus Cichutek, Presidente del Instituto Paul Ehrlich, dijo: “De acuerdo con el estado actual de los conocimientos, no hay pruebas de que las vacunas aprobadas anteriormente sean eficaces contra las mutaciones del virus que han surgido ahora”.

https://amp.n-tv.de/panorama/Institut-prueft-zehn-Todesfaelle-nach-Impfung-article22292066.html

comentarios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: