Los ayuntamientos británicos contratan patrullas callejeras para que vigilen a los vecinos

En Reino Unido las restricciones sanitarias se acaban el 21 de junio, pero la pesadilla represiva no acaba ahí: los ayuntamientos están contratando patrullas callejeras para que vigilen a los vecinos hasta finales de 2023.

Los ayuntamientos de todo el país están anunciando puestos de trabajo que no empiezan hasta julio, varios días después del llamado “Día de la Libertad” porque es cuando finaliza el toque de queda.

El Consejo del Condado de Hertfordshire ofrece un contrato de hasta 3 millones de libras a las empresas que suministren 60 patrulleros, a los califican como “marshals”, desde el 1 de julio hasta el 31 de enero del próximo año.

El contrato tiene una posible prórroga de un año, lo que significa que la nueva policía paralela seguirá patrullando las calles hasta 2023.

Los patrulleros se encargarán de garantizar el cumplimiento de una normativa de salud pública, que se debería acabar dentro de ocho semanas.

“Sabemos que el virus sigue ahí fuera y lo seguirá estando durante algún tiempo. Desde el año pasado sabemos que el número de infecciones puede cambiar rápidamente, y el gobierno tiene muy claro que debemos planificar en caso de que se produzca una tercera oleada. Sería una negligencia del deber no prepararse para una tercera oleada”, dijo Jim McManus, director de salud pública del Consejo del Condado de Hertfordshire.

Los críticos acusan al gobierno de Boris Johnson de permitir que los ayuntamientos utilicen las subvenciones del gobierno para financiar un programa de vigilancia y control de la población.

El hecho de que la policía paralela vaya a patrullar las calles más allá del 21 de junio es un ejemplo más de que el calendario del gobierno para el levantamiento de las restricciones es completamente falso.

Durante meses el gobierno británico mintió. Prometió que no introduciría pasaportes de vacunación mientras, paralelamente, financiaba en secreto su creación. Ahora ha vuelto a ser sorprendido en otra mentira.

El alarmismo sobre la “tercera ola” y las nuevas “variantes” del virus se utilizará para reintroducir el confinamiento a principios de otoño.

Es muy posible que esta pesadilla no se acabe nunca y cuando unos pretextos se agoten, los “expertos” sacarán otros de su chistera.

—https://www.telegraph.co.uk/news/2021/04/27/army-covid-marshals-recruited-roles-could-last-2023/

comentario

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: