Ya tiene a su disposición su tarjeta de apestado y puede pasar a recogerla en cualquier momento

Nuestro amigo Fauci acaba de revelar esta misma mañana que el gobierno de Washington planea entregar una tarjeta de inmunidad que todos deberán llevar consigo en todo momento, junto al DNI, el permiso de conducir, el abono de transporte…

El fascismo marcha viento en popa. Otros países, como Reino Unido e Italia, también tienen planes parecidos. China implementó un código de colores que cada persona tiene en su móvil para indicar el “riesgo” que supone para sí mismo y para los demás.

La histeria ha llegado para quedarse. Los gobiernos piensan elevar la degeneración política a la categoría de política represiva permanente. El proyecto consiste en implementar tests para determinar si una persona tiene anticuerpos contra el coronavirus, y luego ya de paso se extenderá a otros virus, bacterias, parásitos, chinches, garrapatas, enfermedades venéreas y un largo etc.

Está demostrado que la imbecilidad no tiene techo, de manera que el expediente será lo más completo posible y al mismo se podrán añadir otros datos, como el número de veces que ha estado Usted detenido y los motivos, o las multas, su declaración de la renta o su certificado de empadronamiento.

El plan de Fauci es comenzar con los trabajadores de la sanidad y otros, como los bomberos.

En Estados Unidos eso que llaman “pruebas de anticuerpos” estarán disponibles de manera masiva la semana que viene. Los tarados de la epidemiología afirman que quienes tienen anticuerpos es porque tienen o tuvieron el virus, pero que no contagian, ni tienen el riesgo de volver a contagiarse. Les podemos considerar casi si estuvieran sanos y arles un salvoconducto. Lo mismo que los presos que cumplen su condena, les permitiremos que se reinserten en la sociedad como uno más.

No vamos a entrar ahora a destapar las famosas “pruebas” que están haciendo, que no detectan absolutamente nada, como se ha denunciado en numerosos países. Su fiabilidad es cero, de manera que la tarjeta de sano o apestado que entreguen será una lotería, parecida a las “pruebas” que hacían los nazis para saber si alguien era judío o no.

A ver si la histeria se acaba de una vez y empezamos a pensar en combatir toda esta catarata de represión seudosanitaria que se nos va a venir encima, negarnos a servir de cobayas para ninguna clase de “pruebas” y prestar apoyo de todo tipo a quienes resulten discriminados por “apestosos”.

Más información:

– Antes la policía nos fichaba por nuestros crímenes, ahora los médicos nos fichan por nuestras enfermedades
– El certificado digital de vacunación se probará en niños del Tercer Mundo con implantes bajo la piel
/span>

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: