Una unidad militar secreta de Estados Unidos es la responsable de los ataques contra civiles en Siria

Desde 2014 una unidad militar secreta de Estados Unidos, llamada Talon Anvil, es la responsable de un elevado número de muertes de civiles en la Guerra de Siria.

Operativa hasta 2019, la célula de coordinación de los ataques militares secretos de Estados Unidos debía identificar objetivos del Califato Islámico en Siria, como convoyes, coches bomba y centros de mando. Sin embargo, los disparos, efectuados por los pilotos siguiendo instrucciones, causaron muchas muertes entre la población civil: agricultores, niños en la calle y familias que huían de los combates.

Menos de 20 operadores formaban parte de la unidad, pero durante su funcionamiento se dispararon decenas de miles de bombas y misiles contra el Califato Islámico. Durante este período, el índice de víctimas civiles en Siria aumentó de forma espectacular, según Larry Lewis, antiguo asesor del Pentágono y del Departamento de Estado.

“Era mucho más alto de lo que se podía esperar de una unidad americana. El hecho de que [la tasa de muertes] haya aumentado de forma drástica y constante durante un periodo de varios años me sorprendió”, dice Lewis.

Entre los ejemplos de “malos ataques”, es decir, misiones que provocaron víctimas civiles injustificadas, está el bombardeo cerca de la ciudad de Manbij en otoño de 2016. Según un antiguo oficial de inteligencia de la Fuerza Aérea, Talon Anvil vio allí a tres hombres, todos con bolsas de tela, trabajando en un olivar. Aunque no tenían armas y no estaban cerca de ningún combate, Talon Anvil insistió en que esos hombres eran combatientes del Califato Islámico. Todos murieron por un misil.

Otro ejemplo es la operación llevada a cabo en marzo de 2017 en Al-Karama, cuando una bomba alcanzó un supuesto centro de entrenamiento del Califato Islámico. Cuando el humo se disipó, las cámaras de infrarrojos mostraron a mujeres y niños saliendo a trompicones del edificio parcialmente derrumbado.

Oficialmente, Talon Anvil nunca existió: casi todo lo que hacía era altamente clasificado. La mayoría de los ataques fueron ordenados por comandos de rango relativamente bajo de Delta, una unidad de las Fuerzas Especiales del Ejército de Estados Unidos dependiente del Mando Conjunto de Operaciones Especiales.

El principal centro de operaciones de la Fuerza Aérea en la región fue informado en repetidas ocasiones sobre los “malos ataques”, pero sus dirigentes parecían reacios a investigar la unidad, según un antiguo oficial de inteligencia de la Fuerza Aérea.

Los pilotos a veces se negaban a lanzar bombas porque Talon Anvil quería atacar objetivos dudosos en zonas densamente pobladas. Los oficiales superiores de la CIA también advirtieron a otros militares sobre la extraña distribución del fuego.

En unos siete años y medio de operaciones en Siria e Irak, la coalición encabezada por Estados Unidos ha informado de 1.417 muertes de civiles por ataques aéreos. Sin embargo, según las estimaciones de Air Wars, la cifra es mayor: entre 8.159 y 13.192 personas.

—https://www.ibtimes.sg/what-talon-anvil-thousands-civilian-deaths-syria-blamed-us-secret-cell-61758

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: