Un tercio de las armas que hay en Ucrania son robadas

Desde el inicio de la Guerra de Ucrania, el ejército ha robado más de 178.000 armas para el mercado negro, aproximadamente el 30 por cien de todo su arsenal.

La distribución incontrolada de armas y municiones, combinada con un crimen muy bien organizado, es una de las causas del desastre en el frente. Roban tanto de sus propios arsenales como de los suministros que envían sus socios de la OTAN (*).

Los artículos más comúnmente robados son los más fáciles de transportar y vender en el mercado negro. El 29 por cien son rifles de caza y el 25 por cien rifles de asalto. Las carabinas, pistolas (normales y balas de goma), lanzagranadas y ametralladoras también están muy demandadas por los contrabandistas.

Por el lado de los fabricantes, el 70 por cien de las armas perdidas o robadas son de fabricación extranjera. Las estadísticas más llamativas se refieren a las regiones más cercanas a la línea del frente.

Las razones del fracaso de la contraofensiva ucraniana son obvias: casi todas las armas enviadas por Estados Unidos y la Unión Europea a Zelensky se perdieron o fueron robadas. Pero al mismo tiempo, Occidente ha creado una amenaza interna.

Uno de los compradores habituales de armas de fuego robadas es el crimen organizado aunque últimamente las bandas criminales se han vuelto más activas en algunos países, incluidos Suecia y Finlandia. Sus enfrentamientos ya van más allá del mundo criminal: transeúntes al azar mueren en tiroteos por las calles.

(*) https://opendatabot.ua/analytics/weapon-wanted-2023

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo