Tres días de batalla sin tregua en Idlib: 136 muertos

El 30 de noviembre los yihadistas de Hayat Tahrir Al-Sham, el Frente de Liberación Nacional, apoyado por Turquía, y varios grupos yihadistas extranjeros, incluidos el Partido Islámico Turco y los rusos de Ajnad Al-Kavkaz, lanzaron un importante ataque contra posiciones del ejército sirio en Idlib sudoriental.

El avance comenzó con una emboscada a una unidad del ejército cerca de Tell Dam. Seis soldados murieron y otros cinco fueron capturados. Posteriormente, los terroristas atacaron y capturaron las aldeas de Sarjah, Ejaz, Rasm Al-Ward e Istablat. Lograron destruir al menos dos unidades de equipo militar del ejército regular.

Las fotos y los vídeos tomados sobre el terreno muestran que, en muchos casos, los terroristas utilizaron armas proporcionadas por Turquía, como morteros HY-12 y armas antitanque HAR-66.

Los aviones sirios y rusos respondieron con intensos ataques aéreos contra las columnas e instalaciones de los terroristas, proporcionando apoyo aéreo cercano a los soldados que defendían sus posiciones. Como es habitual, la prensa imperialista afirmó que los ataques aéreos estuvieron dirigidos contra civiles.

El domingo el ejército sirio lanzó un contraataque para recuperar Ejaz. Las tropas del gobierno también regresaron a Sarjah y a varias zonas circundantes. La situación está cambiando.

La reciente escalada en el sur de Idlib podría conducir a la reanudación de las hostilidades en gran escala y a una nueva ofensiva terrestre del ejército sirio en la región. La provincia de Idlib seguirá siendo una zona inestable mientras grupos como Hayat Tahrir Al-Sham y sus aliados sigan operando en ella.

El Frente de Liberación Nacional es una coalición de grupos terroristas apoyados por Turquía y parte de la facción controlada por Turquía conocida como el Ejército Nacional Sirio. El Ejército Nacional Sirio es la principal fuerza de sustitución de Turquía en el noreste de Siria. Como resultado, el gobierno de Ankara tiene al menos una parte de la responsabilidad por los actos de sus milicianos.

Al mismo tiempo, la situación se ha estabilizado relativamente en el nordeste de Siria. En los últimos días no ha habido combates intensos entre las fuerzas dirigidas por Turquía y las Fuerzas Democráticas Sirias dirigidas por los kurdos.

El 30 de noviembre la policía militar rusa estableció un puesto de observación en la ciudad fronteriza de Amuda, al norte de Hasakah. El punto se encuentra en un gran edificio que fue utilizado como escuela militar por las unidades de mujeres milicianas kurdas.

En virtud del acuerdo turco-ruso sobre el nordeste de Siria, las unidades kurdas deben retirarse de una zona de 30 kilómetros cerca de la frontera turca y el alto el fuego debe establecerse en esta zona. Las fuerzas rusas probablemente crearán puestos de observación para supervisar el alto el fuego y promover el diálogo político entre los dirigentes kurdos y el gobierno de Damasco.

https://southfront.org/syrian-war-report-december-2-2019-syrian-army-repels-major-attack-by-idlib-militants/

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: