Todo por la pasta: Ucrania y el Fondo Monetario Internacional

El Fondo Monetario Internacional (FMI) abre las economías del mundo a la penetración de capitales de las potencias occidentales mediante unas medidas que son siempre las mismas: recortes presupuestarios para gastos sociales, como la educación, la sanidad, la vivienda… Sólo hay dinero cuando los países hacen lo que dice el FMI, es decir, cuanado se supeditan a Estados Unidos y demás grandes potencias.

El FMI financia los objetivos militares del gobierno estadounidense. Quien no vote en la ONU condenando la invasión rusa de Ucrania, no le conceden préstamos.

Ucrania es otro de tantos ejemplos de esta forma de colonialismo bancario. Antes del Golpe de Estado de 2014 Ucrania había padecido tres recesiones económicas desde 2008 (1). El gobierno mantenía negociaciones con el FMI como parte de su integración comercial con la Unión Europea. El FMI había pedido a Ucrania que emprendiera las típicas reformas económicas: reducción de salarios, recortes de sanidad y la educación, que eran los principales sectores generadores de empleo en Ucrania, y reducir la subvención del gas natural que el Estado proporcionaba a todos los ciudadanos ucranianos para garantizar una energía asequible.

Al no aplicar estas reformas, que habrían impuesto una pesada carga para la población, el Presidente Yanukovich puso fin a las negociaciones con el FMI e inició conversacioes paralelas con Rusia. Por eso los mequetrefes de los medios le califican de “prorruso”.

Romper amarras con el FMI significa escapar de la hegemonía del capital financiero internacional y, en consecuencia, de las potencias imperialistas occidentales y de la OTAN, que es su brazo armado.

Estados Unidos derrocó al Presidente ucraniano con la ayuda de elementos nazis ucranianos, que fueron su fuerza de choque e hicieron el trabajo sucio. Los matones nazis se incorporaron formalmente a la Guardia Nacional con su propias unidades.

Tras el golpe, el gobierno de Kiev reanudó las negociaciones con la Unión Europea, a cambio de las cuales obtuvo un compromiso de préstamo de 27.000 millones de dólares del FMI, cambio de las consabidas reformas (2). Las subvenciones al gas se redujeron a la mitad. En 2001 Ucrania había prohibido la venta de tierras agrícolas y en 2015 el FMI obligó al Parlamento cambiar la ley.

El préstamo del FMI tenía varias características. En primer lugar, su cuantía. Era más de seis veces mayor de lo que el FMI entrega normalmente en una situación comparable. En segundo lugar, se dio a un país en plena guerra civil, lo que va en contra de las prácticas habituales del FMI. En tercer lugar, se sabía desde el principio que Ucrania jamás podría devolver el dinero.

La única forma de recuperar la inversión, al menos en parte, era el control de la tierra y de los recursos naturales (el más importante de los cuales es el gas natural) por parte del capital occidental.

Tras la invasión rusa, Ucrania ha vuelto a pedir ayuda al FMI, y la actual cabecilla del organismo, Kristalina Georgieva, ha recomendado que se la proporcionen. El importe exacto de la ayuda y la finalidad para la que se solicita aún no están claros, pero una cosa es segura: una vez que la actual crisis en la región haya terminado, sea cual sea la forma que adopte esta resolución, Ucrania se convertirá en la segunda Grecia en Europa.

En el caso de Grecia, el préstamo del FMI fue mucho mayor que los que suele conceder esta organización. La mayor parte de aquel préstamo era para garantizar que los bancos europeos que habían prestado a Grecia pudieran recuperar su dinero. Hoy en día, Grecia está atrapada en una deuda perpetua y la población sumida en la miseria.

Cuando se creó en Bretton Woods en 1944, el FMI formaba parte de un sistema internacional basado en estrategias intervencionistas, para reforzar el control del Estado sobre la economía. Eso ha cambiado desde entonces. Ahora se trata de liquidar la presencia pública en los mercados, para favorecer una intervención distinta: la de los capitales internacionales y sus países respectivos, es decir, las potencias occidentales dominantes.

(1) http://resistir.info/ucrania/fmi_28mar14.html
(2) https://www.24horas.cl/internacional/fmi-acuerda-rescate-economico-para-ucrania-1150199

comentario

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: