Se frena la exportación de capitales de China hacia África

En las dos últimas décadas China se ha convertido en el mayor prestamista bilateral de África, ayudando a financiar proyectos de infraestructura clave en el continente.

Pero la pandemia ha frenado el crecimiento de la exportación de capitales y parece que Pekín empieza a reducir el alcance de la Ruta de la Seda.

En 2020 el gobierno chino firmó 11 nuevos compromisos de préstamo por valor de 1.900 millones de dólares con gobiernos africanos, lo que supone un descenso del 77 por cien respecto a los volúmenes de 2019, cuando los prestamistas chinos firmaron 32 acuerdos de préstamo por valor de 8.200 millones de dólares.

Los acuerdos de préstamo para 2020 se firmaron con Uganda, Ghana, RDC, Mozambique, Burkina Faso, Madagascar, Ruanda, Lesoto y Afreximbank, una organización regional.

Los financieros chinos desembolsaron 160.000 millones de dólares en préstamos a prestatarios africanos entre 2000 y 2020, principalmente para financiar infraestructuras. Los préstamos alcanzaron su punto máximo en 2016 antes de caer en los años siguientes.

Cada tres años se reúne al máximo nivel el Focac (Foro de Cooperación Chino-Africano) en el que participan todos los países africanos. El pasado mes de noviembre se reunió en Senegal y China se mostró abierta a explorar medios alternativos de financiación, como las asociaciones público-privadas y la ampliación de la inversión extranjera directa (IED).

La inversión directa china aumentó en 2020, pero para los países africanos que necesitan construir infraestructuras, no hay alternativa a los préstamos baratos y en condiciones favorables de Pekín.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: