Se congelan más de 500 kilómetros del río Amarillo a causa de la caída de las temperaturas

El rio Amarillo completamente congelado
Es posible que los lectores sólo tengan noticias sobre deshielos y descongelamientos por lo que ya saben: las temperaturas del planeta no paran subir una día tras otro.

Las fotos de nevadas son ocasionales y las de los congelados sólo aparecen en las pescaderías.

Por eso traemos hasta aquí las imágenes tomadas el viernes pasado del congelamiento del río Amarillo (Huang He en chino) en la ciudad de Bayan Nur, en Mongolia Interior, al norte de China.

El río se ha congelado en un tramo de más de 500 kilómetros debido a las bajas temperaturas, adoptando la apariencia de un gigantesco glaciar.

Los departamentos de meteorología e hidrología de las regiones que atraviesa el río han tomado precauciones contra las inundaciones debidas a los atascos de hielo y a las fallas de las represas, dijo Qiao Jianzhong, de la Oficina de Asuntos Hídricos del Distrito de Linhe, en la ciudad de Bayan Nur.

El río Amarillo tiene 5.464 kilómetros de longitud. Es el segundo más largo de China y su sección en Mongolia Interior es una sexta parte de la longitud total del río.

Hace dos años otra imponente caída de las temperaturas en la provincia de Shanxi, al noroeste de China, congeló la catarata de Hukou, que es la mayor que hay en este río.

Hace años que en invierno Hukou se llena de turistas y fotógrafos para contemplar las enormes moles de hielo, aunque los medios sólo las publican cuando en primavera se produce el deshielo.

El río Amarillo ha sido muy importante en la historia de China porque en sus orillas se asientan ciudades, como Pekín, la capital, que tiene 18 millones de habitantes, o Tianjin, que tiene 10 millones.

En su cauce hay 7,5 millones de hectáreas de tierras cultivadas, 15 centrales hidroeléctricas, yacimientos petrolíferos e industrias. Históricamente las inundaciones fueron dramáticas y no se acabaron hasta que la Revolución de 1949 tomó medidas. Lo mismo ocurrió con las sequías, por lo que la cuenca sigue sometida a un estricto control hidrológico en la actualidad.

Nada menos que 40.000 funcionarios forman parte de la Comisión de Protección del río, encargada de reducir la contaminación de las aguas.

La inundación de 1938 está considerada como el mayor desastre ambiental de la historia. Ocurrió en medio de la Segunda Guerra contra Japón, cuando el ejército nacionalista del Kuomintang voló los diques del río e inundó deliberadamente 50.000 kilómetros cuadrados de tierra para detener el avance del ejército japonés.

Las cataratas de Hukou congeladas hace dos años

El 2 de enero la Estación Summit alcanzó la temperatura más baja jamás registrada en Groenlandia

Otra información que no oirán en ningún telediario: a las 11:13 horas de la noche del 2 de enero, la Estación Summit de Groenlandia alcanzó la temperatura más baja jamás registrada en la isla: -66 grados centígrados.

La lectura es provisional y aún debe ser reconocida por el DMI.

La Estación Summit es un centro de investigación que funciona durante todo el año. Está situada en una cima a unos 3.200 metros de altitud sobre el nivel del mar.

Sus mediciones no están lejos de ser las más bajas jamás registradas en el hemisferio norte, que se obtuvieron en 1933 en Oymyakon, en la Unión Soviética, alcanzando -67,7 grados centígrados.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: