Rusia dispara contra un buque de guerra británico cerca de Crimea

Ayer Rusia disparó contra un buque de guerra británico que había entrado en sus aguas territoriales en las proximidades de Crimea. El Ministerio de Defensa británico negó que se produjera el incidente, afirmando que “no se hicieron disparos de advertencia contra el HMS Defender” (1).

Los británicos han vuelto a hacer el ridículo porque a bordo del buque viajaba Jonathan Beale, corresponsal británico de la BBC, que ha confirmado los disparos. Según Beale, sae trató de una provocación británica porque las armas del barco fueron cargadas previamente y la tripulación ocupaba sus puestos de combate (2).

El buque de guerra cambió de rumbo sólo después de los disparos de advertencia de los barcos y aviones rusos, para dirigirse a Georgia.

El buque partió de Ucrania, un país que reclama las aguas territoriales de Crimea, pero el Reino Unido no tiene costas en el Mar Negro. Según el Ministerio de Defensa británico, el buque estaba realizando un “paso inocente por las aguas territoriales ucranianas de acuerdo con el derecho internacional”. Pero enviar cañoneras a Crimea es tan poco inocente como navegar con un portaaviones en el Mar de China Meridional.

Los buques de guerra británicos no infestan el Mar Negro con intenciones pacíficas, y no hay razón para que entren en aguas disputadas cerca de la costa de nadie. No se trata de una cuestión de libertad de navegación en el sentido de la Convención de la ONU sobre Derecho Marítimo. El Mar Negro es un callejón sin salida y un buque de guerra británico no puede dirigirse a ninguna parte del Reino Unido en virtud del derecho de paso inocente que le obligaría a cruzar las aguas costeras de Crimea.

Hace dos años y medio, tras de la provocación ucraniana en el estrecho de Kerch, fue Reino Unido quien decidió tentar a Rusia enviando un barco militar a las aguas territoriales de Crimea.

Existe un derecho de paso al puerto ucraniano de Odesa, pero eso no requiere en absoluto pasar cerca de Crimea. Existe un derecho de paso por el estrecho de Kerch, que Rusia ha respetado hasta ahora. Rusia no sólo tiene el derecho sino también el deber de hacer respetar las vías marítimas para una navegación segura en el Estrecho, al igual que Reino Unido lo hace en Dover, en el Canal de la Mancha.

Ante la proximidad de las maniobras conjuntas “Sea Breeze”, Rusia ha vuelto a prohibir, como medida de seguridad, el paso de los buques de la OTAN por determinadas zonas cercanas a Crimea, y por el estrecho de Kerch, por si acaso algún misil pierde su rumbo.

Empezará una nueva campaña de rusofobia, y no se trata de buques de guerra rusos cerca de la costa británica, sino de buques de guerra británicos en una zona en la que no tienen nada que hacer.

(1) https://www.theguardian.com/world/2021/jun/23/russian-ship-fired-warning-shots-at-royal-navy-destroyer-hms-defender-moscow-says
(2) https://www.bbc.com/news/world-europe-57583363

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo