Qanon es una operación de guerra sicológica del FBI

Si, vamos de payasada en payasada y aún tenemos que explicar que estamos ante un espectáculo circense, orquestado para sostener el espantajo de la ultraderecha, para que el reformismo se mantenga en pie y, en definitiva, para sustituir los problemas reales del mundo por otros virtuales.

El fenómeno Qanon surgió a finales de octubre de 2017 como surgen hoy este tipo de fantasmas: en internet. Fue precedido por otros similares, como FBIanon, CIAanon y Casa Blanca insider anon (1). Se trataba de cuentas en las redes sociales que se abrían y cerraban para crear cortinas de humo. Forman parte de la guerra sicológica.

Como explica la Wikipedia, en Estados Unidos la letra Q denota a una persona con la más alta autorización de seguridad del Departamento de Energía de Estados Unidos, requerida para administrar información de alto secreto sobre armas nucleares (2).

Mientras, “anon” es una abreviatura de “anónimo” o “anonymous”, tan de moda. En consecuencia, Qanon denota a alguien que oculta su identidad detrás de un seudónimo y filtra información confidencial o pretende aparentarlo. Hay que tener en cuenta que en el mundo fantasmagórico del espionaje, se llama “información confidencial” a aquella de la que no se puede decir la fuente. La mayor parte de las veces es información simplemente falsa.

Qanon es, pues, un personaje anónimo que difunde información anónima. En 2018 Wikileaks expuso que era un troll surgido del foro 4chan. Según la cadena NBC, se trata de tres personas, una de las cuales tiene una cuenta de Youtube y los otros dos son moderadores de 4chan (1).

Wikileaks sostuvo que Qanon participa en una versión de Live Action Role Play (LARP), un juego de rol del Delphic Oracle, una página web que recuerda el lugar al que acudían los griegos para que las pitonisas les contaran sus previsiones de futuro. Está inactiva desde 2018.

En cualquier caso, añadía Wikileaks, “está claro que muchos son conscientes de su potencial de manipulación y lo usurparán si no lo han hecho ya” (3).

En noviembre del año pasado, Reuters informó de que las primeras cuentas de las redes sociales que promovieron Qanon estaban dirigidas desde Moscú (4). Aunque aparentaban ser americanas, “mostraban un interés inusual en los asuntos rusos”. He ahí la huella del delito: sólo a los rusos les pueden interesar los asuntos rusos. Qanon es, pues, otro caso de injerencia rusa que aprovecha las redes sociales para sus manejos, con la diferencia de que se disfrazan de “patriotas americanos”, es decir, de la reacción pura y dura de Estados Unidos.

Desde 2018 la portada de Delphic Oracle, con una foto congelada de una banda de música del ejército ruso, no deja lugar a dudas. La ultraderecha la promocionan los rusos y, por lo tanto, los que apoyan a los rusos le hacen el juego a la ultraderecha.

Ya hemos explicado en otras entradas que todas esas operaciones de supuesta “injerencia rusa” tienen su origen muy lejos de Rusia. Son operaciones de bandera falsa dirigidas por el FBI a través empresas contratistas de seguridad informática, como CrowdStrike, de las que también hemos hablado.

Hay numerosos ejemplos. En 2018 a la empresa estadounidense New Knowledge, fundada por funcionarios de la Agencia de Seguridad Nacional NSA y el Pentágono, el Comité de Inteligencia del Senado le encargó investigar la famosa “piratería rusa” para influir en las elecciones presidenciales de 2016 que ganó Trump.

Pues bien, el año anterior dicha empresa había sido sorprendida manipulando una red rusa de bots para influir en las elecciones al Senado de Alabama (5). En Estados Unidos ponen a los zorros al cuidado de las gallinas.

El laberinto de cuentas en las redes sociales, bots, trolls, personajes como Guccifer o Qanon, no son reales. Pueden tener más o menos influencia. Pueden confundir y paralizar, pero desde luego que si tienen alguna repercusión no es porque detrás esté el Kremlin, sino porque quien maneja los hilos es el FBI.

Las cuentas rusas en las redes sociales han sido eliminadas y censuradas, lo mismo que las de sus partidarios. Por el contrario, alguien está promocionando las de Qanon: es el FBI.

(1) https://www.nbcnews.com/tech/tech-news/how-three-conspiracy-theorists-took-q-sparked-qanon-n900531
(2) https://en.wikipedia.org/wiki/Q_clearance
(3) https://twitter.com/wikileaks/status/1001139404805738498
(4) https://www.reuters.com/article/us-usa-election-qanon-cyber-idUSKBN27I18I
(5) https://thegrayzone.com/2018/12/25/senate-report-on-russian-interference-was-written-by-disinformation-warriors-behind-alabama-false-flag-operation/

Más información:
– Las operaciones de bandera falsa contra Rusia involucran ataques informáticos igualmente falsos

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: