Los productores marfileños de cacao exigen el fin del monopolio de las multinacionales

Los comerciantes de cacao de Costa de Marfil, el mayor productor mundial, denunciaron en Abiyán el monopolio de las multinacionales del chocolate y exigieron una mayor participación en los contratos de comercialización del cacao.

“Es absolutamente necesario que las seis multinacionales que compran en Costa de Marfil a través de sus filiales tengan la obligación de destinar sistemáticamente entre el 20 por ciento y el 30 por ciento de cada uno de sus contratos a los transformadores y exportadores marfileños”, declaró Fabien Guei, portavoz del GNI (Grupo de Negociadores marfileños).

Para el GNI es necesario acabar con el monopolio del grupo suizo Barry Callebaut, cabeza mundial del chocolate industrial, de Olam (Singapur), de Cargill (Estados Unidos), de Ecom (Suiza) y de los grupos franceses Sucden y Touton, que dominan el mercado marfileño de la exportación, comprando la casi totalidad de la producción nacional de cacao, más del 80 por ciento de la cual se envía a Europa.

“El objetivo no es mantenerlos fuera del mercado marfileño, sino permitir que los operadores marfileños participen a largo plazo en la comercialización exterior del cacao de su país de una manera más justa y equilibrada”, dijo Guei.

El GNI reúne a las empresas marfileñas de exportación de café y cacao, entre las que se encuentran 12 exportadores de grano y 3 procesadores, que representan unas 300.000 toneladas.

Costa de Marfil produce el 40 por ciento del cacao mundial y el oro marrón representa el 10 por ciento de su PIB y el 40 por ciento de los ingresos por exportación. Según el Banco Mundial, este sector es la principal fuente de divisas del país.

El país cuenta con casi un millón de productores que proporcionan ingresos a cinco millones de personas, es decir, a una quinta parte de la población. Produce unos 2 millones de toneladas al año, pero procesa menos de 500.000 toneladas.

Costa de Marfil y Ghana acusaron en diciembre a las dos multinacionales, Hershey y Mars, de negarse a pagar la prima especial para los agricultores negociada en 2019 y suspendieron los programas de certificación de Hershey.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: