Los países africanos no creen en la transición energética

Las tonterías sobre la descarbonización y la transición ecológica son propias de las grandes potencias, satisfechas con su posición hegemónica en los mercados mundiales de la energía y deseosas de que no aparezcan competidores.

Dichas políticas se enfrentan a los planes de los países en desarrollo, como los africanos, que financian planes muy ambiciosos para impulsar la producción de gas natural licuado (GNL).

En un informe publicado en noviembre del año pasado, la CAO (Cámara Africana de la Energía) indicó que en la última década, los descubrimientos de enormes reservas de gas natural en Mozambique, Tanzania, Senegal y Mauritania han cambiado la fisonomía del Continente Negro. Ahora África puede suministrar dos tercios de la oferta mundial de gas durante unos 20 años.

El mayor productor de GNL de África es Nigeria, cuyo monopolio (Nigeria LNG) ha anunciado inversiones del orden de 10.000 millones de dólares, “para igualar a nuestros pares en todo el mundo”, según Osobonye LongJohn, Presidente del Consejo de Administración de la empresa, en la que participan Chevron, Total y NNPC, la petrolera pública, entre otros.

Pero otros países del continente también están desarrollando proyectos para explotar sus yacimientos. Entre ellos se encuentra Mozambique, que pondrá en marcha dos proyectos de licuefacción en 2024, con una inversión de más de 50.000 millones de dólares.

En la frontera marítima de Senegal y Mauritania se descubrieron hace cuatro años varios campos de gas natural que entrarán en funcionamiento en 2023.

Este año entrará en funcionamiento en Etiopía un proyecto de licuefacción flotante.

Tanzania ya produce de gas natural para el mercado interno pero negociacia la construcción de la planta de licuefacción de gas natural de Lindi y tiene un enorme potencial de recursos descubiertos en el mar por grandes empresas como Exxon, Shell y Equinor, pero una mala gestión política está ralentizando el desarrollo de los proyectos.

Costa de Marfil quiere importar y regasificar GNL antes de introducirlo en las centrales eléctricas que actualmente están paralizadas. El proyecto se ha adjudicado al consorcio CI-GNL compuesto por Total, el operador que posee el 34 por ciento del proyecto, mientras Petroci, la empresa petrolera pública, tiene el 11 por ciento.

Togo, Burkina y Ghana están considerando la posibilidad de importar GNL de Guinea Ecuatorial como parte del proyecto LNG2Africa iniciado por el gobierno de Guinea Ecuatorial.

El año que viene la empresa francesa Total instalará en la costa de Benin una unidad de importación y regasificación de GNL (FSRU).

Senegal también va a instalar una planta flotante de generación de energía en alta mar utilizando la tecnología GNL para la generación de energía a partir de 2023. Cubrirá el 15 por ciento de la demanda de electricidad de Senegal a precios mucho más baratos que los actuales de fuel.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: