Los multimillonarios rusos compran viviendas de lujo en Londres

Los activos de los multimillonarios rusos en Gran Bretaña están creciendo rápidamente, pero pueden ser requisados en cualquier momento, escribe Svobodnaya Pressa (1), que analiza las compras de viviendas de lujo de los rusos ricos en Londres.

Las compras de viviendas de los rusos en laa capita británica han aumentado un 50 por ciento en la primavera de este año, según la consultora Knight Frank. Los propietarios de pisos y casas por valor de más de 30 millones de dólares han aumentado significativamente en Londres.

“La mayoría de nuestros clientes eligen apartamentos del segmento alto, para ellos o para sus hijos”, dice la directora regional de Knight Frank, Marina Shalaieva.

El coste de este tipo de transacciones inmobiliarias comienza en 2 millones de libras. A los rusos ricos no les ha frenado la subida de precios en el mercado británico, un 2,1 por ciento sólo de marzo a abril.

Knight Frank calcula que en Rusia hay unos 9.000 millonarios rusos de alto poder adquisitivo, de los cuales más de 100 son multimillonarios en dólares. El año pasado el 18 por ciento de los rusos adinerados tenía previsto comprar una propiedad en el extranjero, siendo los lugares preferidos España, Estados Unidos, Italia y Gran Bretaña. Rusia estaba en el quinto lugar en la lista de preferencias.

Pero Reino Unido vuelve a ponerse en cabeza. Mientras que en Londres, de enero a abril de este año, se cerraron 142 operaciones con viviendas de más de 5 millones de libras, en la capital rusa solo se registraron 14 operaciones de este tipo: diez veces menos.

Los grandes capitalistas rusos no se dejan intimidar ni siquiera por la actitud poco amistosa de Reino Unido hacia Rusia y la amenaza de sanciones. Siguen viéndolo como una inversión rentable y una garantía de seguridad.

“La propiedad en Londres es como un depósito en un banco suizo. El número de nuestros clientes ha aumentado considerablemente, probablemente debido a las sanciones y la recesión económica en Rusia. Nuestros clientes no sólo quieren proteger su dinero, sino también aumentarlo en Gran Bretaña. Cada vez más gente quiere comprar no sólo una casa, sino también un local comercial, un hotel, un restaurante o un spa”, explicaba hace unos años la agencia LonGrad, especializada en inmuebles de lujo para clientes rusos.

La sensación de seguridad de los millonarios rusos es engañosa, ya que todos sus activos en Londres y otras ciudades occidentales pueden ser bloqueados y confiscados en cualquier momento

El interés de la oligarquía rusa por alojarse en Londres radica en que están convencidos de que allí se aplica el principio de “no extradición”. Perciben a Gran Bretaña como un refugio seguro, aunque esta impresión es engañosa.

Los fondos de las empresas públicas rusas se han llevado a Londres o a Ginebra cinco billones de rublos de dividendos, según dijo el Viceministro de Economía en una sesión de la Duma.

Rusia sigue reciclando, privatizando y monetizando el legado soviético para entregárselo a una élite que luego se va al extranjero. La situación no ha cambiado en 30 años, a pesar de la palabrería de Putin sobre la “nacionalización” de la oligarquía.

La única excepción fue el periodo posterior a la suspensión de pagos de 1998, cuando Yeltsin hizo la vista gorda a las medidas adoptadas por el gobierno de Primakov-Maslyukov, que cerraron el vacío legal de las exportaciones de capital.

Pero fuera de Rusia no hay refugio seguro para los grandes capitalistas rusos. Recientemente, uno de los oligarcas, Oleg Deripaska, que aparece en la foto de portada perdió un pleito para que Estados Unidos le sacara de la lista de sancionados (2).

En las últimas décadas la oligarquía rusa se ha sacado un billón de dólares fuera de su país que pueden ser requisados por Estados Unidos o por Reino Unido en cualquier momento a causa de las sanciones.

El capital financiero va a pinchar la burbuja de la deuda a costa de los oligarcas rusos, árabes o africanos que han saqueado a sus países países para esconder el botín en occidente o en alguno de sus paraísos fiscales.

La base jurídica para ello ya está en marcha, incluso en Londres. El ejemplo de Dariga Nazarbayeva muestra que en cualquier momento pueden declarar la propiedad como adquirida de forma deshonesta.

Chipre ya demostró que eso es posible. En 2013 todos los depósitos bancarios, incluidos los de origen ruso, fueron requisados de inmediato.

(1) https://kprf.ru/roscrisis/203324.html
(2) https://newscriminalcompliance.com/2021/06/17/el-magnate-ruso-oleg-deripaska-pierde-la-demanda-para-levantar-a-ee-uu-sanciones/

comentario

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: