Los fascistas ucranianos rechazan los nuevos acuerdos de Minsk

Dmytro Iaroch
En su perfil de Facebook el máximo dirigente de Pravy Sektor, Dmytro Iaroch, ha escrito que su organización rechaza los acuerdos «de paz» firmados el jueves en Minsk y amanzó con que sus unidades paramilitares en el este de Ucrania continuarán los combates «según sus propios planes».
En su declaración el fascista Iaroch afirma que todo acuerdo con las milicias de Novorrosia, a las que califica como «terroristas», no tiene fuerza de ley, contradice la constitución ucraniana y, por consiguiente, los ucranianos no están obligados a cumplirlos.
Si el ejército recibe la orden de cesar la actividad armada y retirar las armas pesadas de las regiones orientales, los paramilitares de Pravy Sektor «se reservan el derecho de continuar la guerra», asegura Iaroch.
La organización paramilitar de Pravy Sektor, añade este nazi ucraniano, continúa desplegando sus efectivos y reservando unidades para formar y sostener logísticamente al personal, corrdinando sus actividades con el mando militar el ejército ucraniano, las unidades paramilitares del Ministerio de Defesa y del Ministerio del Interior.
Rechazando en redondo la iniciativa alemana y francesa, el fascista Iaroch declara que el presidente Poroshenko debería acudir a Estados Unidos o a Inglaterra «que llevan una política anti-Kremlin».
A petición de la policía rusa, Dmytro Iaroch tiene una orden internacional de busca y captura de Interpol desde julio del pasado año.
La organización fascista Pravy Sektor que dirige es una coalición que se formó tras las movilizaciones del año pasado en Kiev.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo