Los diamantes rusos no están sometidos a las sanciones

Bélgica sigue comprando diamantes rusos, a pesar de las sanciones y presiones de ciertos países de la Unión Europea, como Polonia y los países del Báltico. Quieren que se incluyan en la próxima ronda europea de sanciones.

Europa ha dejado de importar carbón de Rusia, quiere eliminar gradualmente la mayor parte del petróleo ruso y ha dejado de comprar muchos productos, como oro, caviar y vodka. Sin embargo, los diamantes han evitado repetidamente la lista de sanciones.

Es sorprendente si se tiene en cuenta que en el comercio sólo participa un Estado miembro de la Unión Europea, Bélgica, que siempre ha declarado que participaría en la prohibición. Sin embargo, el comercio continúa a pesar de las presiones de Zelensky, que en marzo declaró ante el Parlamento belga que “la paz vale más que cualquier diamante”. Como consecuencia, Polonia y los países bálticos vuelven a presionar para que los diamantes se incluyan en la próxima ronda de sanciones de la Unión Europea, la novena. Algunos burócratas de la Comisión Europea han prometido sacar adelante esta sanción antes de finales de año.

Por su parte, Estados Unidos ha prohibido la importación de diamantes no industriales de Rusia, mientras Reino Unido ha impuesto sanciones a Alrosa en marzo. Pero ningún país tiene un mercado de diamantes tan grande como Bélgica. La ciudad belga de Amberes comercia con diamantes desde el siglo XV. Según la asociación comercial Antwerp World Diamond Center (AWDC), unas 1.700 empresas y 4.500 comerciantes compran y venden diamantes.

Antes de la Guerra de Ucrania, el 25 por cien de los diamantes en bruto que pasaban por Amberes procedían de Rusia. El país importó diamantes rusos por valor de 1.800 millones de euros el año pasado y de 1.200 millones en los ocho primeros meses de éste. Pero ahora el comercio se ha convertido en una “montaña rusa”, con una fuerte subida hasta los 393,8 millones de euros en junio, antes de desplomarse a partir de entonces. En el mismo mes de 2021, la cifra fue de 215,4 millones de euros, lo que supone un descenso interanual del 83 por cien.

Tom Neiss, portavoz de la AWDC, afirma que el aumento de junio reflejaba acuerdos sobre diamantes que ya estaban en marcha antes del estallido de la guerra. Una vez iniciada, el sector se sumió en la incertidumbre, dejando a miles de oficios en el limbo. Durante tres meses, un pequeño ejército de abogados tuvo que investigar si todos los acuerdos celebrados estaban en regla, si todos cumplían la cambiante normativa de Estados Unidos y Europa.

A pesar de la fuerte caída de los volúmenes comerciales desde junio, Neiss rechaza la prohibición de las importaciones. Para él, Amberes debe seguir siendo una puerta abierta para las pequeñas empresas.

Mientras que las grandes tienen alternativas a los diamantes rusos, para los pequeños comerciantes es muy difícil. Desaparecerán si no tienen alternativa. En algunos nichos, como los diamantes industriales, que se han convertido en la referencia para los bisturíes quirúrgicos oftálmicos, no hay alternativa a los diamantes rusos.

El cese de las importaciones rusas de diamantes podría poner en peligro 10.000 puestos de trabajo: 4.000 directos y 6.000 indirectos. En privado, el gobierno belga advierte a la Unión Europea de la pérdida de puestos de trabajo, aunque en público dice que no bloquea las sanciones. “Nuestro país nunca ha bloqueado medidas relacionadas con el sector del diamante”, declaró en marzo el Primer Ministro belga, Alexandre de Croo. Sin embargo, cuando se incluyeron a las empresas rusas de extracción de diamantes en el último paquete de sanciones, Bélgica se abstuvo. Posteriormente, las sanciones se adoptaron por unanimidad sin mencionar a las empresas rusas.

Bélgica no es ni mucho menos el único país que concede exenciones a su industria en virtud de las sanciones contra Rusia. Hungría, Eslovaquia y la República Checa han quedado exentas del embargo de petróleo. Italia y Bélgica han obtenido un aplazamiento de la prohibición de determinados productos siderúrgicos rusos, alegando el riesgo de pérdida de puestos de trabajo. Algunos países también apoyan los argumentos de Bélgica. Una prohibición de los diamantes rusos “irá en nuestra contra, porque el comercio se dirigirá a la India”, declaró un alto diplomático de la Unión Europea.

Pero la Comisión Europea ha enloquecido por completo. Un diplomático de la camarilla de Borrell sostiene que “Bélgica debe continuar las conversaciones. No sólo para apoyar a Ucrania con declaraciones contundentes, sino también para mostrar su valentía a la hora de compartir el dolor de las sanciones con todos los demás socios de la Unión Europea”.

La industria del diamante de Amberes afirma que el bloqueo provocará un éxodo de comerciantes de diamantes de Amberes a Oriente Medio y India, dos países que aún comercian con Rusia. Neiss señala que “no se trata de una advertencia: asumiremos el riesgo de que los 40.000 millones de euros de facturación anual vayan a parar a India o Dubai, y estos países se conviertan en el mayor centro comercial del mundo”. De ahí su pregunta, generalizable a otros sectores: “¿Es buena idea hacerse daño de tal manera que se destruya la propia economía? ¿Por qué transferir actividades a países que hoy no tienen problemas en sus relaciones con Rusia?

El gobierno belga considera que la prohibición de los diamantes rusos debería ser mucho más amplia e incluir las piedras talladas y pulidas. Los detractores de la prohibición estadounidense de los diamantes señalan que no impide que los diamantes rusos se importen a través de India después de haber sido cortados y pulidos allí, convirtiéndolos en diamantes “indios”.

Un portavoz del Primer Ministro belga confirmó el fuerte descenso de las importaciones rusas de diamantes desde junio. “En este momento se está estudiando la posibilidad de reducir este comercio a cero, pero eso debe hacerse sobre la base de un planteamiento colectivo”, dijo. “Si realmente queremos detener el flujo de dinero hacia Rusia, sólo puede lograrse si dejamos de comprar y vender diamantes tallados y pulidos, no sólo de vender diamantes en bruto. Es algo que debe decidirse con quienes representan a los principales mercados minoristas”.

https://k-politika.ru/sankciyam-vopreki-pochemu-belgiya-prodolzhaet-pokupat-rossijskie-almazy/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo