Las condenas de Estrasburgo en España se premian: el caso del Comisario Nogueroles

Amazon Prime ha anunciado el estreno de la serie GEO: más allá del límite, que muestra por primera vez en 40 años el proceso de selección del Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional. Rodada y supervisada desde su cuartel de Guadalajara, el principal asesor de la misma es su comisario Javier Nogueroles, policía que dirigió la represión del Rodea el Congreso, en 2012, y por la que España ha sido condenada en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

La Sentencia dictada por el tribunal de Estrasburgo condenó a España por no investigar la paliza a una mujer por parte de efectivos de la Unidad de Intervención Policial (UIP) el 29 de septiembre de 2012, durante la convocatoria de protesta contra los Presupuestos Generales del Estado, entre otras cosas, porque ni la Policía ni el Ministerio del Interior colaboraron a la hora de identificar a los agentes implicados.

Las diligencias judiciales que requirieron al entonces jefe de los antidisturbios fueron contestadas de manera imprecisa para dificultar la identificación de los agresores, que fueron protegidos. De hecho, el propio Nogueroles fue condecorado días después de la represión.

Según la resolución, España «no llevó a cabo una investigación efectiva, en particular por su incapacidad para identificar e interrogar a los policías involucrados, así como para evaluar adecuadamente la proporcionalidad de sus acciones«.

Todos los agentes involucrados estaban a cargo del Comisario Javier Daniel Nogueroles Alonso de la Sierra, un experimentado policía antidisturbios al que los propios efectivos de la UIP consideran «duro» y «expeditivo».

Un reportaje publicado en 2014 en El Confidencial Digital entrevistaba a varios policías heridos durante los disturbios de las Marchas de la Dignidad, que recordaban con afecto que Nogueroles “consiguió blindar el Congreso en todas las convocatorias realizadas el año pasado”. En aquella ocasión no pudo estar, pues el gobierno de Mariano Rajoy precisaba de su contundencia en Melilla, para reprimir el estallido social que en enero de 2014 conmocionó la Cañada de Hidum, un barrio con los índices de paro y exclusión más altos de la ciudad autónoma.

La serie de Amazon Prime va a poner cámara al responsable de que España haya sido condenada, por enésima vez, ante un organismo internacional. No importa, porque esta producción, financiada por el Ministerio del Interior, nos pone en escena el modelo policial del gobierno progresista: un robocop que dé ostias a diestro y siniestro y que no responda ante nadie.

Téngalo en cuenta cuando se acerque a usted el próximo coche patrulla, porque lo más probable es que del mismo bajen agentes con muchas ganas de acción.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: